/Villarejo hizo seguimientos a Jordi Pujol Jr. a espaldas de la Audiencia Nacional

Villarejo hizo seguimientos a Jordi Pujol Jr. a espaldas de la Audiencia Nacional

Lunes,
9
diciembre
2019

02:54

La Polica espi en 2014 los movimientos del hijo mayor del ex ‘president’ sin ponerlo en conocimiento del juez que lo investigaba por sus negocios opacos en el extranjero


Jordi Pujol Ferrasola, a su llegada a la Audiencia Nacional.
JAVIER BARBANCHO

La Polica hizo seguimientos al primognito del clan Pujol, Jordi Pujol Ferrusola, a espaldas de la Audiencia Nacional cuando la investigacin por el patrimonio oculto de la familia llevaba ms de un ao judicializada. Segn consta en un audio grabado de forma subrepticia por el comisario vinculado a las cloacas del Estado Jos Manuel Villarejo, que obra en poder de EL MUNDO, Pujol junior fue espiado en Barcelona por el cabecilla de la operacin Tndem, actualmente en prisin preventiva por graves delitos de corrupcin como cohecho o malversacin de caudales pblicos.

Era abril de 2014, la investigacin estaba en manos del entonces magistrado de la Audiencia Nacional, el juez Pablo Ruz, la Fiscala Anticorrupcin y la Unidad de Delincuencia Econmica de la Polica (UDEF), cuando Villarejo y el ex jefe de Asuntos Internos de la Polica Marcelino Martn-Blas comentaron por telfono de los seguimientos clandestinos que hicieron al primognito de los Pujol Ferrusola en la Ciudad Condal.

En dichas cintas, Villarejo llama a Martn-Blas para preguntarle si «sigue en Barna» y contarle que «vieron al chico este con un Lamborghini y una periquita«, en referencia a Jordi Pujol Ferrusola. El que fue agente encubierto le explica al ex jefe de Asuntos Internos que le ha enseado una foto a «su prima», cuya identidad se corresponde con la ex pareja del primognito, Mara Victoria lvarez, que colabor con la Polica en destapar el dinero que Jordi junior deposit en Andorra, y le ha dicho que la «novieta es la argentina». Se trata de Zulma Dinelli, a quien el hijo mayor del ex president conoci cuando compr el puerto argentino de mercancas fluvial de Rosario, al trabajar ella en la Autoridad Portuaria.

Marcelino Martn-Blas, conocedor de la imagen a la que se refiere Jos Manuel Villarejo, le comenta que la argentina «se ve muy bien en esa foto». Asimismo, ambos ex mandos policiales muestran su preocupacin por que los vieron «el sbado» en la oficina «haciendo algo». Entonces, Villarejo le sugiere a Marcelino Martn-Blas que «puede ser interesante hacer una gestin», sabiendo adems que el vehculo de marca Lamborghini ya «est identificado y tal y cual».

SEGUiMIENTOS COMO EN KITCHEN

Adems, durante la conversacin telefnica, el lder de Tndem comenta a su compaero de la Polica que le ha pedido a lvarez que «se ponga las pilas y haga algunas gestioncitas», a la par que le dice que «a lo mejor es bueno hacer alguna gestin en el Prat o Barajas para ver cmo ha entrado» la argentina en Espaa.

As eran los seguimientos clandestinos de Villarejo a Jordi Pujol JrEL MUNDO

Se da la circunstancia de que tanto Jos Manuel Villarejo como Marcelino Martn-Blas se encuentran actualmente imputados en el Juzgado Central de Instruccin nmero 6 de la Audiencia Nacional por los trabajos de dudosa legalidad que hicieron cuando se encontraban en activo. A Villarejo se le atribuyen en el marco de esta macrocausa decenas de hechos delictivos, entre ellos el espionaje irregular y robo de documentacin al que sometieron al ex tesorero del Partido Popular Luis Brcenas en plena guerra con su partido por la financiacin irregular del mismo. En esa pieza separada, la denominada operacin Kitchen, es precisamente donde est siendo investigado actualmente Marcelino Martn-Blas, que fue llamado a declarar por el juez Manuel Garca Castelln el pasado mes de marzo.

Por otro lado, la ex novia del primognito, Mara Victoria lvarez, recibi durante meses pagos de la partida de fondos reservados, gestionados por la Secretara de Estado de Seguridad durante la etapa en la que al frente del Ministerio del Interior se encontraba Jorge Fernndez Daz, por colaborar en la investigacin abierta en la Audiencia contra el clan de los Pujol. La confesin de lvarez ante agentes de la UDEF, desvelando que Jordi Pujol Ferrusola haca viajes habituales a Andorra con «grandes cantidades de dinero» en billetes de «500 euros», fue el origen de la macrocausa que contina abierta actualmente en la Audiencia contra los Pujol.

Si el resultado de estos seguimientos a Pujol junior arroj luz a la investigacin sobre el patrimonio de la familia del ex president es un dato que, cinco aos despus, se desconoce porque, segn ha podido saber este peridico, esa labor de vigilancia nunca fue puesta en conocimiento de la Justicia. Ni Ruz ni tampoco el actual titular del Juzgado Central de Instruccin nmero 5 de la Audiencia Nacional, el magistrado Jos de la Mata, fueron informados de que el comisario Jos Manuel Villarejo sigui los pasos del primognito de los Pujol en plena instruccin del procedimiento.

EL EPISODIO DEL PENDRIVE

A esta episodio turbio en la investigacin de Jordi Pujol Ferrusola se suma el del famoso pendrive que la Polica trat de colar en la Audiencia y que pudo arruinar toda la causa, al desconocerse el origen de dicha documentacin. De hecho, el prximo 9 de junio se sentarn en el banquillo de los acusados de la Audiencia Provincial de Madrid el ex director adjunto operativo (DAO) de la Polica, Eugenio Pino, y su entonces subordinado Bonifacio Dez Sevillano por la obtencin y custodia de un dispositivo USB con el que se corri el riesgo de contaminar todo el sumario de los Pujol. Se les acusa de delitos de prevaricacin, fraude procesal, falso testimonio y descubrimiento y revelacin de secretos, aunque la Fiscala de Madrid ha rehusado presentar escrito de acusacin contra los agentes.

En una grabacin con otro comisario principal, Jos Manuel Villarejo culp a Marcelino Martn-Blas de «meter» el pendrive en el procedimiento y tratar de «blanquearlo» a travs de la agencia de detectives Mtodo 3 de Barcelona. Tanto Pino como Dez Sevillano sostuvieron durante la instruccin de la causa abierta por el origen del pendrive que el material almacenado en ese dispositivo USB proceda de Mtodo 3.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más