/Trabajadores del SUMMA denuncian a la Comunidad ante la Justicia por falta de protección ante el virus: ya sufre un 21% la enfermedad

Trabajadores del SUMMA denuncian a la Comunidad ante la Justicia por falta de protección ante el virus: ya sufre un 21% la enfermedad

Trabajan sin los «necesarios medios de proteccin antes el coronavirus». Con «nicamente delantales que tienen que reutilizarse». Sin «buzos», y «ms an cuando la comunidad cientfica est demostrando que el agente puede permanecer suspendido en el aire, por lo que las protecciones deben aumentarse y no disminuir, como pasa en IFEMA».

Por ese motivo, ya hay un 21% de baja, cerca de 400 entre positivos confirmados, pendientes de resultado y en cuarentena -adems del fallecimiento de Luis Prez, uno de los facultativos con ms experiencia, muerto tras contraer el virus «por trabajar sin protecciones», como denunci pblicamente su hija-.

Son los trabajadores del SUMMA, el servicio de emergencias mdicas de la Comunidad de Madrid, cuyo sindicato mayoritario, Summat, present este martes sendas denuncias penales, a las que ha tenido acceso .este peridico, contra el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz, y varios de sus adlteres: la viceconsejera Ana Dvila-Ponce, la directora general de Recursos Humanos, Raquel Sampedro, y el coordinador del Hospital de Campaa de IFEMA, Fernando Prados. La Comunidad niega tajantemente las acusaciones.

Los trabajadores alegan que la ausencia de protecciones y ‘escudos’ contra el coronavirus puede constituir un delito contra la seguridad e higiene en el trabajo, y que dicha carencia se ha venido produciendo –«en unos casos no se proporcionan, en otros son insuficientes, en otros no cuentan con los requisitos requeridos», reza el texto, al que ha tenido acceso EL MUNDO- «a pesar de las reiteradas afirmaciones por parte de cargos de la Comunidad negando tal realidad».

Obligando a trabajar con patologas previas

Especialmente grave es que la denuncia apunta tambin muy directamente a que se est «obligando a trabajar» a «trabajadores especialmente sensibles», que para el Covid-19 son «los que sufren diabetes, enfermedades cardiovasculares, hepticas y/o renales crnicas, hipertensin, inmunodeficiencia, cncer en fase de tratamiento, embarazo y/o son mayores de 60 aos». El texto cita un procedimiento dictado por el Ministerio de Sanidad el 24 de marzo pasado, cuando el estado de alarma ya llevaba una semana instaurado, y que obliga a protegerlos.

Se denuncia tambin que se obliga a mantener en el servicio a trabajadores «sintomticos», y que se pone en peligro a los trabajadores al obligarles a regresar al trabajo no tras los siete das prescritos por el Ministerio de Sanidad, sino despus de slo cinco, poniendo en peligro a los funcionarios, «con una exposicin sin EPI, considerada de alto riesgo», y tambin a sus pacientes.

Todo esto, afirma el sindicato, «supone un grave riesgo para su propia salud, la de sus familiares y allegados y para la de los pacientes, afectando a la salud pblica y a la prestacin de atencin sanitaria, que puede conllevar el colapso de la misma por el alto nmero de personal sanitario contagiado».

La denuncia refiere cmo «Espaa y en concreto la Comunidad de Madrid presenta el porcentaje ms alto de Europa de sanitarios contagiados, con un 12%, cifra que ser mucho ms elevado al no haberse realizado tests precisos». Se acusa tambin a la Administracin regional de tardar entre ocho y 10 das en realizar tests, con la consiguiente imposibilidad de aislar a quienes porten el virus, y facilitando as su contagio. Los expertos sealan que los sanitarios son un vector de contagio en todo el mundo, y tambin en Espaa, que lidera el triste ranking en esta categora.

Equipos que no se sabe si estn «limpios o sucios»

Denuncian tambin que en IFEMA se vulneran «todos los derechos de trabajadores en materia de proteccin», y aseguran, como por otro lado se ha informado sobradamente en los medios de comunicacin. Aqu se extiende la denuncia: slo hay batas de papel y delantales de plstico, «slo se da uno por turno, que en el caso de los trabajadores del SUMMA es de 12 horas nocturnas», se reutiliza luego «dejndolo en la zona de entrada sin distincin de sucio o limpio»…

«A ellos se suman graves problemas de organizacin», sigue el texto: «voluntarios que se vuelven a casa por no ser asignados a ningn pabelln, profesionales que no son ubicados y se quedan fuera, noches con un solo mdico para 100 pacientes y 50 pacientes para un solo profesional de enfermera…».

Fuentes consultadas en el SUMMA por este diario asumen que el fin de semana en que se instaur el estado de alarma fue clave en la cantidad de contagios en el servicio, completamente saturado. Ese fin de semana fue tambin cuando, estiman, debi de producirse el contagio de Luis Prez, el doctor de 61 aos muerto de coronavirus.

La noche fatdica, la del 14-15 de marzo

La noche del sbado 14 el mdico, padre de tres hijos, entr a trabajar a las 20.00 horas. Y lo que vio se le hizo, explican fuentes del servicio, «inimaginable». «Todos los que trabajaban esa noche vieron que, si habitualmente estamos muy forzados de medios, cortos de personal, muy justos para atender las urgencias que se nos presentan, esa noche todo se multiplic por tres o cuatro«, cuentan a EL MUNDO. Asistieron a ciudadanos que haban llamado 12 horas antes, y algunos servicios ni siquiera se pudieron atender.

La emergencia del coronavirus, en todo caso, ha puesto contra las cuerdas un servicio «muy machacado», como coinciden todas las fuentes. Habla Vctor Montegrifo, presidente del sindicato Summat: «En realidad, hemos ido todos a remolque de la enfermedad, desde el principio. Al principio los criterios epidemiolgicos eran claros: esto no era ms que una gripe, as que bamos con mascarilla y nos creamos muy protegidos. Y adems slo era peligroso un sntoma, la insuficiencia respiratoria. Para que un caso entrara en los parmetros tena que cumplir varios tems. Ahora, sinceramente, lo hacemos al revs: todo el mundo tiene coronavirus mientras no se demuestre lo contrario».

Tambin, ensayo/error, se ha comenzado a trabajar preventivamente: «Todo lo que sea prdida de olfato o gusto es un indicador claro», cuenta Montegrifo, que sita en los das previos a la declaracin del estado de alarma «una primera fase para nosotros, que era la del desconocimiento: no sabamos a qu nos enfrentbamos, pero tenas que resolver igualmente. La segunda fase fue la de la alarma verdadera: ah descubrimos que esto no era lo que nos haban dicho, que la morbilidad era enorme, que los daos en las personas eran graves, que las vctimas no eran slo personas de avanzada edad y con patologas… Pero lo tuvimos que descubrir por nosotros mismos».

La Comunidad niega las acusaciones

El SUMMA 112 asegura que a sus profesionales jams les ha faltado un epi completo o una mascarilla en toda esta crisis, algo que desgraciadamente no ha sido lo habitual, por lo que consideran injustas estas crticas. Gracias a la planificacin que hizo la Direccin de Gestin de este organismo, a los protocolos de manejo y distribucin eficiente que marcaron las Direcciones asistenciales y a un uso responsable de los propios profesionales, prosigue la fuentes oficial, en el SUMMA 112 no ha habido desabastecimiento de EPIs ni de mascarillas, ni tampoco de material desinfectante o descontaminante, por lo que los profesionales del SUMMA 112 nunca han estado desprotegidos.

Es ms, alega la Comunidad, por los protocolos de manejo del paciente infecto-contagioso de este servicio, sus profesionales han contado con mayor proteccin que la que exige el Ministerio de Sanidad para la atencin de un paciente con Covid o sospecha de Covid.

El Ministerio establece que hace falta mascarilla quirrgica o ffp2, gafas antisalpicaduras y bata impermeable desechable, mientras que el SUMMA 112 dispone de mascarilla ffp3, gafas integrales y buzo o mono integral, EPIs que han estado disponibles. Cuando han llegado de los servicios centrales EPIs que no eran de la calidad acostumbrada en el SUMMA, aunque vlidos segn los criterios oficiales del Ministerio, se han sustituido a la mayor brevedad.

En cuanto a la referencia a los pacientes de ms de 60 aos o con patologas previas, seala la Comunidad, si lo justifican debidamente como exige el Ministerio se les retira de la atencin directa de pacientes y en el caso del SUMMA optan por la va asistencial telefnica en el Centro Coordinador de urgencias y Emergencias de este organismo, que ha triplicado su actividad y en el que ha sido necesario reforzar los efectivos.

En cuanto al profesional fallecido este domingo, fuentes del SUMMA 112 reiteran que se trata de una prdida muy dolorosa en ser servicio por tratarse de un profesional muy querido y apreciado, pero niegan que trabajara desprotegido, como no lo ha hecho ningn profesional. Esa ltima guardia a la que se hace referencia tuvo a su disposicin ms EPIs y mascarillas que pacientes vio, asevera la Comunidad de Madrid.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más