/Sanna Marin: la finesa socialdemócrata y cañón que puso firme a Pedro el guapo

Sanna Marin: la finesa socialdemócrata y cañón que puso firme a Pedro el guapo

Actualizado
Sbado,
25
julio
2020

01:46

La mandataria finlandesa ha saltado a la palestra por un enfrentamiento con Pedro Snchez. Marin es la primera ministra ms joven del mundo, es muy discreta y fue criada por una pareja homosexual. Su popularidad va en aumento.

Sanna Marin, primera ministra de Finlandia

Sanna Marin, primera ministra de Finlandia
POOL

Sanna Marin lleg al cargo de primera ministra de Finlandia de forma sbita y tal vez inesperada: su antecesor en el cargo, Antti Rinne (57), acept dimitir el pasado 3 de diciembre despus de que se desencadenara contra l una intensa campaa de crticas por la manera en que haba gestionado una huelga del servicio postal finlands. As que, una vez ces en el cargo, el Partido Socialdemcrata confi en ella para tomar el relevo.

Marin no lleg al poder a travs de unas elecciones, por tanto, ni de una mocin de censura, sino por cooptacin, y quiz hasta ha terminado por ser un hbil movimiento estratgico para ganar el favor de la opinin pblica no slo a nivel domstico, sino internacional: de repente, Finlandia no slo tena a su primera ministra ms joven desde la independencia -haba cumplido 34 aos apenas un mes antes del nombramiento-, sino tambin a la tercera mujer en su mismo cargo. Por si fuera poco, form un gabinete de Gobierno en el que haba nueve ministras frente a cinco ministros.

No le faltaba experiencia de gestin, pues Marin ya haba formado parte del Gabinete de Rinne como ministra de Transportes y Comunicaciones, y antes de eso haba militado en las juventudes socialistas y haba sido alcaldesa de su localidad de origen, Tampere. Pero el salto adelante era abismal y serva para rubricar con letras de oro la narrativa de corte pico que empezaba a envolver su vida poltica: Marin poda venderse como el ejemplo de que la meritocracia funciona, y que se puede llegar a lo ms alto remontando desde el fondo gracias al tesn, el talento, el estudio y la capacidad de superacin.

En sus primeros aos en el sistema educativo, su perfil se corresponda con el de una nia de extraccin humilde -se ha descrito como la ms pobre de su escuela, y la primera de su familia que lleg a la universidad-, proveniente adems de un entorno alejado del ncleo familiar tradicional. Hija de una madre soltera, Marin se crio con su madre biolgica y la pareja de sta, tambin mujer. En las entrevistas que ha concedido durante su carrera poltica, al referirse a este aspecto, Marin siempre ha destacado cmo ser la hija de dos mujeres le hizo percibir la idea de igualdad de una manera natural, inmediata y sin necesidad de justificaciones.

Marin Abronc
Marin Abronc a Pedro SnchezEMILIO NARANJOEFE

Este es, sin embargo, uno de los datos escasos que se conocen sobre su vida personal. Sanna Marin se ha movido en poltica con discrecin y gran reserva en algunos aspectos concretos, por ejemplo el de su matrimonio. Su marido es Markus Rikknen, con el que tiene una hija nacida en 2018, Emma Amalia. Nunca han explicado cmo llegaron a conocerse, pero s se sabe que l trabaja de empleado en una empresa de mrketing en Tampere, la ciudad en la que an residen; ella tiene que desplazarse continuamente a Helsinki para desempear sus tareas de gobierno. En abril aflor el primer caso potencialmente escandaloso de su legislatura: a causa del dao provocado por la pandemia del Covid-19 a la economa, el Gobierno finlands concedi ayudas a varias empresas por valor de decenas de miles de euros, de la que tambin se benefici la compaa en la que su marido figura como empleado.

Eso no empaa, en cualquier caso, la fulgurante accin de gobierno inicial de su Gabinete, admirado por la mayora de sectores progresistas en todo el mundo por su buena gestin del impacto del coronavirus, su juventud, su plan inclusivo, su orientacin feminista y su agenda social. Sin embargo, en la pasada cumbre europea en Bruselas, Marin se revel como una gestora ms austera de lo que se le presupona a priori.

Aunque Finlandia no contaba al principio en el ncleo duro de los pases frugales -los que se oponan a prestar el dinero indiscriminadamente y sin condiciones-, en una de las discusiones entre pases tuvo un agarrn con Pedro Snchez, segn explica el diario Financial Times. Tras una intervencin del presidente del Gobierno espaol, cuyo contenido no se ha especificado, Marin le recrimin que reclamara ms ayudas sin aportar nada significativo a cambio. «Hay lderes en torno a esta mesa que pasaron de cero a 350.000 millones», le dijo. «T qu hiciste? Nosotros nos hemos movido. Ahora es tu turno».

Esa polmica podra ser la clave de la letra pequea que vaya apareciendo en el texto final del acuerdo, o quiz el toque de atencin que necesitaban algunos pases para aceptar condiciones ms duras antes de firmar el texto de compromiso. En cualquier caso, Sanna Marin habra mostrado otra manera de ejercer el poder desde la izquierda: sugiriendo que las polticas sociales no son necesariamente extractivas, sino el resultado feliz de una gestin responsable y cuidadosa del dinero pblico, que no sale de los rboles sino del esfuerzo de sus propios ciudadanos. Esto ha permitido que la joven lder reciba por ahora generosos aprobados a su gestin, marcada ahora ms que nunca por un alto ndice de popularidad.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más