/Quim Torra exige a Pedro Sánchez un trato exclusivo de igual a igual

Quim Torra exige a Pedro Sánchez un trato exclusivo de igual a igual

Jueves,
12
diciembre
2019

21:19

El presidente cataln pide al lder del PSOE una «cumbre bilateral» porque dice que no es un presidente autonmico ms

El presidente catal

El presidente cataln Quim Torra, en la sesin de control a la Generalitat, este mircoles, en el Parlament.
EFE

La pasada semana, Quim Torra era un actor poltico amortizado. As lo consideraba el Gobierno y las propias fuerzas independentistas que, en privado, dan por hecha su inhabilitacin y ya trabajan en su sustitucin. Pero este martes, Pedro Snchez decidi rehabilitar al presidente de la Generalitat, volvindolo a reconocer como un interlocutor vlido para negociar la solucin al «conflicto poltico» cataln.

Las urgencias del candidato socialista y el temor a que Carles Puigdemont boicoteara la negociacin de investidura con ERC empujaron a Snchez a declarar «respeto y reconocimiento institucional» a la Generalitat y a incluir a Torra en la ronda de conversaciones con los presidentes autonmicos previa a la investidura.

El presidente en funciones se abra as a volver a conversar con Torra despus de meses negndose a descolgarle el telfono por apoyar a las manifestaciones violentas contra la sentencia del 1-O, pero el jefe del Ejecutivo cataln no se da por satisfecho. Ni por asomo.

Durante la sesin de control celebrada el mircoles en el Parlament ya aclar al PSOE y a ERC que la mesa de negociacin que surja del pacto de investidura deber abordar la «autodeterminacin», la «amnista» de los presos independentistas y estar supervisada por un «mediador internacional».

Torra pone sus condiciones

Este jueves Torra aadi nuevas exigencias. Fuentes de la Presidencia de la Generalitat aclararon que no se conforma con una llamada, lo que considera un «gesto estril y vaco», y le reclama a Snchez un papel protagonista en la negociacin para «dar salida a la autodeterminacin». «Debe haber respeto institucional, bilateralidad y reconocimiento de los sujetos polticos. Snchez debe encarar el conflicto con valenta y coraje», apuntaron las mismas fuentes.

La portavoz del Govern y dirigente de JxCat, Meritxell Bud, fue ms precisa. Reclam a Snchez que Torra sea el primer presidente autonmico al que llame, cuando la intencin del candidato socialista es dirigirse primero al lehendakariIigo Urkullu, atendiendo al «orden tradicional en base a la antigedad de los estatutos autonmicos». Segn ese criterio, a Torra le corresponde el segundo lugar, pero exige a Snchez invertir las posiciones con el nico afn de recibir un trato diferencial y privilegiado.

Ese «gesto» sera slo el principio, dado que la verdadera intencin del presidente de la Generalitat es repetir la fotografa de la cumbre de Pedralbes. Es decir, que la eventual mesa de dilogo «bilateral» entre la Generalitat y el Gobierno del Estado para tratar el «conflicto cataln» est «encabezada por los dos presidentes».

Bud tambin aclar que JxCat no tragar con un formato equiparable a la «comisin bilateral» Estado-Generalitat que ya aborda temas sectoriales relacionados con la transferencia de competencias o la financiacin autonmica. Ambiciona un foro especfico, creado exclusivamente para negociar la celebracin de un referndum de autodeterminacin.

ERC ha admitido este jueves que Snchez no decidi recuperar su interlocucin con Torra voluntariamente, sino obligada por los republicanos, que a su vez actuaban presionados por Carles Puigdemont, siempre dispuesto a sealarlos pblicamente como un partido traidor a la causa separatista que regala sus votos a Snchez a cambio de nada.

Las presiones de ERC

«Le pedimos al PSOE que tena que respetar a las instituciones catalanas y a sus mximos dirigentes y que haca falta una llamada al president como gesto», revel la portavoz de ERC y miembro del equipo negociador de la investidura, Marta Vilalta. Los republicanos presumieron de haber arrastrado al candidato socialista a esa nueva cesin en el encuentro celebrado en Barcelona.

La vendieron como un triunfo propio, pero lo cierto es que tambin ellos se han visto forzados a ceder protagonismo a JxCat a pesar de que sus votos son intrascendentes para investir a Snchez.

No en vano, Vilalta confes que, durante la tercera reunin, tambin pidieron al PSOE que Torra pueda «liderar y encabezar, cuando sea necesario, los contactos para construir la va poltica». Una peticin que enmienda la postura que hasta hace unas semanas mantenan los republicanos. Para muestra, las declaraciones de su coordinador nacional y vicepresidente del Govern, Pere Aragons, quien haba considerado «innecesaria» la participacin del president en la «mesa del conflicto».

Mientras Snchez mercadea con los secesionistas para ser reelegido, el independentismo sigue urdiendo vas ilegales para culminar su proyecto de ruptura. Este jueves, el Consell per la Repblica -el Govern paralelo que dirige Puigdemont desde Waterloo- aprob su hoja de ruta, que apuesta «promover la elaboracin de una constitucin catalana en el Parlament» y de leyes «que anticipen lo que tendr que ser la legislacin de la Repblica catalana».

De ser imposible su tramitacin en la Cmara, el prfugo contempla aprobar su constitucin a travs de la Asamblea Constituyente, el rgano extraparlamentario y sin amparo legal formado por cargos independentistas que se reuni por primera vez en octubre.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más