/Pedro Sánchez se apoya en PP y Ciudadanos para frenar la república digital catalana y abre una grieta con sus socios de investidura

Pedro Sánchez se apoya en PP y Ciudadanos para frenar la república digital catalana y abre una grieta con sus socios de investidura

Mircoles,
27
noviembre
2019

15:07

Los representantes de Unidas Podemos presentaron propuestas de modificacin del texto a los socialistas a fin de encontrar un argumento que les permitiera justificar un cambio en su postura y pasar del voto en contra a la abstencin


Pedro Snchez se apoya en PP y Ciudadanos y abre una grieta con sus socios de investidura
EL MUNDO (Vdeo)

El nuevo Congreso que se constituir el 3 de diciembre, con 16 fuerzas parlamentarias, se anticipa ya como el escenario perfecto para el caos poltico e ideolgico y lo mismo sucede, si es que al final se conforma, en el futuro Gobierno de coalicin PSOEUnidas Podemos. La convalidacin en la Diputacin Permanente del real decreto por el que se adoptan medidas urgentes por razones de seguridad pblica en materia de administracin digital, contratacin del sector pblico y telecomunicaciones, lo ha puesto de manifiesto. Nada es lo que parece en la Cmara, las posiciones son cambiantes, los aliados y los adversarios, tambin.

El real decreto, pensado realmente para cortocircuitar la llamada repblica digital catalana y poner freno a la proliferacin en la red de movimientos de tinte subversivo contra el Estado, ha visto finalmente la luz gracias al voto aprobatorio de PSOE, PP y Ciudadanos, suficiente para tumbar el rechazo contundente de los potenciales aliados de Pedro Snchez -independentistas y nacionalistas- y de Vox, y la abstencin de su futuro socio de Gobierno, Unidas Podemos.

Finalmente el decreto ha sido convalidado con los apoyos de PSOE, PP, Ciudadanos y un voto del Grupo Mixto. En total 50 ses, frente a 10 noes de Vox, ERC, JxCat, Bildu y PNV y ocho abstenciones de Unidas Podemos.

Las grietas en el bloque de respaldo a Snchez empiezan a ser evidentes. Los representantes de la formacin morada, en principio contrarios al decreto, tuvieron que maniobrar presentando propuestas de modificacin del texto a los socialistas a fin de encontrar un argumento que les permitiera justificar un cambio en su postura y pasar del voto en contra a la abstencin.

Jaume Asens, lder de los comunes en el Congreso, argument la posicin de Unidas Podemos haciendo hincapi en la necesidad de «cooperar [con el PSOE] a pesar de las diferencias que existen y que», admiti, «no van a desaparecer». No obstante, insisti: «Tendremos que ponernos de acuerdo sobre los desacuerdos que van a surgir durante el mandato».

Adriana Lastra charla con las diputadas socialistas Luz Martnez Seijo (izqda.) y Susana Sumelzo, en la Diputacin Permanente.Emilio Naranjo

Las crticas que ha tenido que escuchar Nadia Calvio, ministra en funciones de Economa y futura vicepresidenta del Gobierno que Snchez aspira a construir junto a Pablo Iglesias, han sido dursimas y han llegado precisamente de aquellos a los que los socialistas consideran sus apoyos preferentes.

La diputada de ERC Montserrat Bassa, representante de la fuerza poltica cuyas abstenciones son imprescindibles para sacar adelante la investidura de Snchez, no dud en calificar el decreto de «ley mordaza digital» que, sin embargo, no bastar, advirti, «para frenar la indignacin de los catalanes».

«No tenemos claro», dijo Bassa, «dnde quieren llegar con esta ofensiva represiva, pero s que no habr estabilidad poltica mientras no aborden polticamente aquellos conflictos que son de naturaleza poltica». Y para rematar aadi: «Pedimos su retirada por los derechos y libertades de la soberana espaola y por pura democracia».

El PP acusa al PSOE de tapar el motivo del decreto

La representante de JxCat, Laura Borrs, tach el decreto de «golpe de estado digital de un Estado tecnfobo que se protege a s mismo contra los ciudadanos». «Es la ley Corcuera digital», aadi, «la ley de la patada en el servidor sin orden judicial» que, adems, recalc, se aprueba «de forma burda en tiempo de descuento en una legislatura fallida».

Tambin expres su radical oposicin el PNV. Su diputado Mikel Legarda advirti de que o el Gobierno se aviene a «reconducir» pronto este real decreto o «la predisposicin del PNV a colaborar con el PSOE estar seriamente comprometida».

En trminos similares, de rechazo frontal, se manifestaron los representantes de Bildu y Comproms. A todos ellos se sum Vox, un partido para el cual un decreto de este tipo dejar en manos de un Gobierno, en el que tendrn cabida los comunistas de Podemos, la posibilidad de cercenar derechos y libertades de los ciudadanos.

Finalmente, el PSOE slo encontr apoyo, aunque tambin trufado de crticas y reproches, en el PP y en Ciudadanos. La portavoz de los populares en el Congreso, Cayetana lvarez de Toledo, explic la decisin de su grupo de votar a favor de la convalidacin del decreto en la necesidad de garantizar la seguridad del Estado y de los espaoles ante amenazas como las que puede representar el independentismo instalado en las instituciones catalanas actuando sin control en la red.

No obstante, lvarez de Toledo calific de «asombroso» que el Gobierno quiera «ocultar» que el decreto tiene como principal objetivo «acabar con la repblica digital de Catalua». «No lo dicen», acus la diputada, «porque estn negociando con ellos, con los sediciosos».

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más