/Nueve detenidos y 46 heridos, balance de los disturbios del clásico

Nueve detenidos y 46 heridos, balance de los disturbios del clásico

LaLiga Santander 2019 – 2020

Jueves,
19
diciembre
2019

00:09

La protesta independentista deriva en enfrentamientos entre los radicales y los Mossos y la quema de barricadas. Antes, tambin se pelearon con miembros de los Boixos Nois


Un radical ante una barricada quemada junto al Camp Nou
PAU BARRENA AFP

Horas antes del clsico, los que lo tenan ms claro eran los CDR, cuando recordaron por las redes sociales que el partido ms importante se juega en las calles. Y es lo que pas. Mientras dentro del estadio los jugadores practicaban ftbol, en los aledaos del estadio los violentos tambin volvieron a su particular juego de usar contenedores y seales de trfico como barricadas y quemarlas ante la llegada de los Mossos d’Esquadra. Esta vez los graves incidentes ocurridos en Barcelona y otras capitales catalanas tras conocerse la sentencia del Tribunal Supremo sucedieron a la vez que el Bara-Madrid y provocaron que el olor a basura quemada se colase en el estadio.

Y eso que las medidas de seguridad de los Mossos estuvieron bien visibles desde primera hora, garantizando la llegada de los jugadores de los dos equipos al hotel de concentracin y despus al campo. Incluso el incidente ms remarcable en esas horas se produjo lejos de ah, concretamente en casa del defensa del Bara Nelson Semedo, en la que entraron a robar mientras l estaba con el equipo. Sobre las cuatro de la tarde empez la convocatoria del Tsunami Democrtic en cuatro puntos alrededor del estadio, al que se sumaron varios colectivos independentistas, como los CDR. Miles de manifestantes empezaron con las reivindicaciones clsicas de todas las protestas soberanistas, desde la libertad de los presos condenados por sedicin hasta pedir al Estado que se sentara a dialogar la autodeterminacin de Catalua. Mientras, desde el Tsunami Democrtic se repartan pancartas con la intencin de meterlas dentro del campo para ensearlas durante el partido. Algunos vigilantes privados del club no las dejaron entrar y las requisaron, igual que caretas de Leo Messi por cuestiones de seguridad, ya que no queran permitir que nadie las usase para una accin violenta (y annima).

Un fuerte dispositivo policial custodiaba los accesos al estadio cuando abrieron las puertas, y miles de espectadores tuvieron que hacer largas colas para acceder, ya que se realizaron exhaustivos cacheos. Eso no impidi que se entrasen balones de plstico que se lanzaron en algunas ocasiones, aunque al csped slo llegaron unos 20. La entrada al campo coincidi con los incidentes.

Los primeros leves, como el corte de la Avenida Diagonal y algunas calles cercanas al estadio. Un vehculo no se par ante la concentracin y los manifestantes lo rodearon y le obligaron a parar, le quitaron las llaves y le pincharon las ruedas. Poco antes del partido, los Mossos intervinieron en una pelea entre un grupo de 30 seguidores radicales del Bara e independentistas cerca de una de las entradas del estadio. Tuvieron que establecer un cordn policial y, a partir de ah, durante el partido, los violentos convocados por el Tsunami empezaron con el lanzamiento de objetos, intentos para evitar cerrar uno de los accesos al estadio y usar mobiliario urbano, como contenedores, para realizar barricadas que luego quemaron. A partir de ah empezaron las cargas policiales ante el lanzamiento de botellas y latas. Los Mossos detuvieron a nueve personas y se contabilizaron 53 heridos leves y dos gravesantes de calmar la situacin para permitir la salida de los espectadores. Aprovechando el barullo, un listo intent robar un reloj de lujo… y tambin fue arrestado. Se puede hacer ejercicio de la protesta democrtica y pacfica, y a la vez, jugar, vaticin Quim Torra, sin especificar si era el partido de los violentos.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más