/NO PUBLICAR : El TC revisará la web chivata de los Mossos con fotos de sospechosos de desórdenes públicos

NO PUBLICAR : El TC revisará la web chivata de los Mossos con fotos de sospechosos de desórdenes públicos

Lunes,
18
noviembre
2019

02:02

El Constitucional admite a trmite el recurso de amparo interpuesto por uno de los identificados gracias a la colaboracin ciudadana


Pgina web de los Mossos con las imgenes de los sospechosos.
E. M.

El Tribunal Constitucional estudiar si los Mossos d’Esquadra actuaron correctamente al difundir en su pgina web los rostros de 68 sospechosos de participar en disturbios callejeros con el objetivo de identificarlos gracias a la colaboracin ciudadana. La decisin del tribunal se refiere a los incidentes que se produjeron en Barcelona con ocasin de la huelga general de marzo de 2012.

El TC ha admitido a trmite el recurso de amparo presentado por uno de los 23 identificados por esa va, que acab siendo acusado por desrdenes pblicos. El recurrente alega que la actuacin policial vulner su derecho constitucional al honor, la intimidad y la propia imagen. Aade que la difusin careca de amparo legal, que no cont con autorizacin judicial y que result desproporcionada dado que el delito perseguido no era de mucha gravedad. El Colegio de Abogados de Barcelona calific la web como una «iniciativa inquietante» y estim que podra generar la nulidad de posteriores actuaciones judiciales al no ceirse a la legislacin.

La llamada web chivata permaneci visible durante un mes dentro de la web de los Mossos d’Esquadra. En ese periodo recibi miles de visitas y entorno a medio millar de aportaciones significativas, segn los datos que ofreci el entonces consejero de Interior, Felip Puig. Bajo el lema Colaboracin ciudadana contra la violencia urbana, la web mostraba 231 fotografas y 3 vdeos de 68 sospechosos. Todas las imgenes provenan de cmaras de seguridad instaladas en lugares pblicos. Se acompaaban de un formulario que permita a los ciudadanos completar la filiacin de los buscados. Entre los identificados hubo un menor, que acudi a comisara junto a sus padres para darse a conocer y exigir la retirada de su fotografa. El identificado que ha llevado el caso al Constitucional fue grabado en los disturbios que se produjeron frente a la sede barcelonesa de Fomento del Trabajo Nacional, la principal patronal catalana.

Cuando se retir la pgina, el conseller defendi tanto su legalidad como su eficacia e indic que se volvera a emplear en caso de incidentes similares. Los ha habido en las protestas por la sentencia del procs en las ltimas semanas, pero los Mossos no han recurrido al mismo sistema.

La actuacin de los Mossos fue avalada en primera instancia por un juzgado de Barcelona, luego por la Audiencia Provincial y, finalmente, por la Sala Civil del Tribunal Supremo. Ahora el TC considera que el asunto tiene una especial trascendencia constitucional y lo admite a trmite, algo que slo se hace con el 1% de los recursos de amparo que le llegan.

En su decisin, la Audiencia de Barcelona consider que los derechos esgrimidos por el afectado no son absolutamente ilimitados y que en este caso la decisin de los Mossos fue proporcionada, ya que se perseguan graves delitos que alteraron la convivencia en sociedad y causaron graves daos. Aada que s haba cobertura legal suficiente, que se actu en coordinacin con la Fiscala y que inmediatamente los resultados se remitieron a los juzgados correspondientes.

En su recurso ante el Supremo, el abogado Benet Salellas insisti en que la actuacin de los Mossos no haba sido proporcional y que se haba desarrollado sin autorizacin judicial. La sentencia del Alto Tribunal neg que esa autorizacin previa fuera necesaria. Aadi que es una prctica habitual y legtima la difusin de imgenes de sospechosos, mediante fotos o retratos robot. Y que este tipo de actuacin ya haba sido respaldado antes por el Constitucional.

La sentencia del Supremo conclua diciendo que en el caso denunciado se cumplieron los requisitos que el Tribunal de Estrasburgo impone para considerar que la injerencia en un derecho ha sido legitima en los derechos. Una afirmacin que ahora el Constitucional va a revisar.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más