/Margarita Robles y una parte de la cúpula judicial dan de lado a Fernando Grande-Marlaska

Margarita Robles y una parte de la cúpula judicial dan de lado a Fernando Grande-Marlaska

Mircoles,
22
enero
2020

21:35

La vspera, tanto desde la agenda de Defensa como la de Moncloa se anunciaba la presencia de la ministra de Defensa en la toma de posesin de la directora general de la Guardia Civil

Mar

Mara Gmez y Fernando Grande-Marlaska, durante la toma de posesin de la nueva directora general de la Guardia Civil.
J. J. Guilln EFE

Era uno de los actos ms importantes de los relevos tras la toma de posesin de los ministros del Gobierno de Pedro Snchez. Y por eso las ausencias an resonaron con ms potencia. Porque se trataba de la toma de posesin de Mara Gmez al frente de la Guardia Civil. Asuma el mando, por primera vez, una mujer, la que fuera subdelegada del Gobierno en Mlaga, que hoy se presentaba oficialmente en la Direccin General del Instituto Armado. Pero clamaron ms las ausencias que los asistentes. Porque, conviene recordar, la Guardia Civil es un Cuerpo con doble dependencia, del Ministerio del Interior y del de Defensa.

Sin embargo, hoy slo arrop a la nueva responsable de la casa verde el ministro Fernando Grande-Marlaska, el que decidi que fuera ella la que tomara el mando de la Guardia Civil. La ausencia de Margarita Robles no pas desapercibida a nadie. Porque la vspera, tanto desde Defensa como desde Moncloa, en sus respectivas agendas, anunciaban la presencia de la ministra en los actos. Desde el Ministerio de Robles se apunt que la titular se haba reunido con Mara Gmez ya el lunes, destacando las grandes confluencias en las lneas de trabajo futuro, sobre todo en la proyeccin de la mujer en la Guardia Civil. Y apuntaron que durante la maana de hoy, la ministra estaba con otros temas.

Pero no fue la nica ausencia. Una parte importante del mundo de los jueces y de los fiscales, sobre todo de sus cpulas, tampoco estuvo arropando a la nueva directora y a su ministro del Interior. Las ausencias no fueron por Gmez sino por Grande-Marlaska. Qued bien constatada la falta de representantes de magistrados instructores o representantes de las salas de la Audiencia Nacional. Tambin del Tribunal Supremo y de la Fiscala, comenzando por el propio fiscal jefe, Jess Alonso. Y eso que precisamente hoy, la Guardia Civil llev a cabo una destacada operacin con la Audiencia Nacional contra un entramado proetarra dedicado a organizar homenajes a los presos excarcelados de ETA.

Las discrepancias sobre la seguridad en Catalua, uno de los motivos

Cuando en julio de 2018 fue Flix Azn quien tom posesin, la presencia de altos representantes de la judicatura fue enorme. Azn era, adems de hijo de guardia civil, magistrado y ex vocal del Consejo General del Poder Judicial. Entre otros, en su toma, estuvo tambin el director del CNI, los presidentes de las Salas IV y V del Tribunal Supremo, de la Audiencia Nacional y del Tribunal Superior de Justicia de Madrid y el Fiscal Superior de Madrid, entre otros relevantes cargos.

Segn explican a este peridico fuentes cercanas a los ausentes, una interpretacin es que esta situacin se ha producido por la cercana de ellos con el director saliente. Consideran que desde el Ministerio del Interior no se le ha tratado bien. Azn contaba con el respaldo de una parte importante de la judicatura progresista, que est molesta con el cambio impuesto por Grande-Marlaska. Porque el nombramiento de Mara Gmez arranca desde el Ministerio del Interior y fue prcticamente impuesto, pese a afectar tambin a Defensa. Este ltimo Ministerio tena en mente acordar con Interior el nombramiento de una consejera del Gobierno de Melilla.

Las ausencias de hoy pusieron de relieve de nuevo una relacin difcil entre ambos ministros. De hecho, es consecuencia del malestar que la salida de Flix Azn, decidida unilateralmente por Interior, gener en Defensa.

El ministro, pese a que las diferentes durante estos 19 meses han sido ms que evidentes, agradeci durante su intervencin el trabajo realizado por el antecesor de Mara Gmez, Flix Azn, presente en el acto en la Direccin General.

Bronca por la ‘operacin Judas’

Los choques entre Grande-Marlaska y la Guardia Civil durante estos meses han evidenciado fuertes discrepancias a la hora de afrontar, entre otros asuntos, la seguridad en Catalua, sobre todo durante los graves incidentes que se produjeron al conocerse la sentencia condenatoria contra el procs. Pero el choque ms importante, como desvel EL MUNDO, fue por lo que el ministro consider que era una mala gestin de la informacin interna por parte de la Guardia Civil sobre la operacin Judas, en la que fue desactivada una clula de los CDR considerada muy peligrosa. El ministro no pudo dar respuesta con detalle cuando estall la actuacin al presidente del Gobierno, Pedro Snchez, que llegaba en ese momento a Estados Unidos. Y por este motivo, Grande-Marlaska abronc a los mandos de la Guardia Civil. La figura ms destacada era el entonces director Flix Azn.

Antes de llegar al Ministerio, Grande-Marlaska y Azn mantenan una relacin de cordialidad. De hecho, Azn fue uno de los miembros del Consejo General del Poder Judicial que aval el ascenso de Grande-Marlaska a la presidencia de la sala de lo Penal de la Audiencia Nacional.

Por eso, un sector importante judicial entiende que se ha producido un punto de deslealtad por parte del ministro hacia Azn, que hoy qued evidenciado por las ausencias en la toma de posicin de Mara Gmez, gran damnificada en este enfrentamiento.

Los movimientos y desplantes en el acto de la Guardia Civil se producen cuando las tensiones polticas sobre este Cuerpo aumentan. Tanto la nueva directora como su jefe, el ministro del Interior, tuvieron que insistir de nuevo en que la Guardia Civil es un elemento esencial en la vertebracin de Espaa. Desde Catalua al Campo de Gibraltar, en Navarra o Madrid, seguir vertebrando el Estado, asegur Grande-Marlaska. Tambin subray el slido prestigio fundamentado en los principios y valores de este Cuerpo, la institucin mejor valorada y que genera ms confianza entre los espaoles.

Pero el debate sobre la retirada de efectivos en las comunidades como exigencia de las formaciones independentistas, est sobre la mesa. Y donde parece que se estn acelerando los pasos, por lo menos a la vista de las declaraciones polticas, es en Navarra, donde su presidenta, la socialista Mara Chivite, ya ha alcanzado un acuerdo con Bildu para sacar adelante sus presupuestos. Eso s, le ha tocado defender pblicamente, como defienden todos los nacionalistas y la izquierda abertzale, el acercamiento de todos los presos de ETA a prisiones del entorno del Pas Vasco.

Las demandas del independentismo

Relevancia internacional. A Interior le espera una legislatura complicada. Los Mossos y la Ertzaintza quieren aumentar sus competencias internacionales. Interpol y Europol, en sus objetivos. Y consideran esta situacin prioritaria.

Repliegue en Navarra. Pero, adems, en el mbito navarro, las exigencias independentistas pasan por un repliegue de la Guardia Civil. La puerta abierta ya pblicamente: la cesin de las competencias en Trfico a la Polica Foral.

Polica y Barcelona. Y la inminente salida de la Polica Nacional del emblemtico edificio de la Jefatura Superior en Barcelona ser otro de sus caballos, pero no se espera que d la batalla porque el PSC est a favor de ese traslado.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más