/Los sindicatos médicos, los colegios de enfermeros y CSIF se querellan contra el ministro Salvador Illa por las mascarillas fake

Los sindicatos médicos, los colegios de enfermeros y CSIF se querellan contra el ministro Salvador Illa por las mascarillas fake

Actualizado
Jueves,
23
abril
2020

13:50

Los enfermeros se querellarn tambin contra el presidente, Pedro Snchez, por un delito contra la seguridad de los trabajadores


Illa asegura que se darn a conocer «todos los contratos» de compra de material
EL MUNDO

La Confederacin Estatal de Sindicatos Mdicos (CESM) ha anunciado este jueves la presentacin de una querella contra el ministro de Sanidad Salvador Illa por la presunta actuacin negligente por parte de su departamento durante la crisis del coronavirus.

Los sindicatos mdicos creen que el ministerio que dirige Illa ha puesto «en grave riesgo la salud e integridad del personal sanitario, y especialmente de los mdicos, que han utilizado dicho producto con el convencimiento de su idoneidad», en referencia a las mascarillas fake adquiridas por el Ejecutivo. La querella de la CESM se presentar ante la Sala Segunda del Tribunal Supremo, donde se encuentra aforado el ministro, por la presunta comisin de delito contra los derechos de los trabajadores.

Por otro lado, el sindicato mayoritario de las Administraciones Pblicas, CSIF, va a denunciar tambin al ministro ante el Tribunal Supremo «por las mascarillas defectuosas», segn ha podido saber EL MUNDO. Se trata de una ampliacin de la primera demanda que pusieron ya por la mala gestin en la crisis del coronavirus. Los servicios jurdicos del sindicato estn ya ultimando la denuncia, que se va a presentar de manera inminente.

CSIF ha sido muy crtico con el reparto de ms de 700.000 mascarillas inservibles entre los profesionales sanitarios, y por eso ha exigido que se ponga «en cuarentena» a todos aquellos que han usado la mascarilla modelo N95 con envase verde de Garry Galaxy. Esta empresa no tena licencia para material hospitalario cuando la contrat Sanidad. Ya hay decenas de contagiados entre los que la utilizaron.

El Consejo General de Enfermera tambin ha presentado una querella ante la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo, contra el presidente del Gobierno y contra el ministro de Sanidad y varios cargos de su departamento, concretamente la directora general de Salud Pblica, Calidad e Innovacin, la subdirectora general de Promocin de la Salud y Vigilancia en Salud Pblica, la subdirectora general de Sanidad Ambiental y Salud Laboral y el director del Centro de Coordinacin de Alertas y Emergencias Sanitarias.

La retirada de un lote de mascarillas

El titular de Sanidad se ha referido este jueves a la citada compra de mascarillas defectuosas asegurando que ya no habr ms contratos con la mercantil Garry Galaxy. Salvador Illa ha explicado que se procedi a urgir a las comunidades autnomas a la retirada de las mascarillas defectuosas el pasado 15 de abril, la misma tarde en la que se recibi el informe del Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo confirmando su invalidez tras haber recibido noticia de sus defectos el da 13. Se procedi a retirar toda la partida pese a que, segn el ministro, los problemas slo afectaba a uno de los lotes, el resto s cumpla con las especificaciones requeridas. Todas disponan de la marca CE.

El pasado martes se comunic al proveedor el cese de estos suministros, segn la documentacin en poder de este diario. Las compras a partir de ahora se realizarn con otras empresas autorizadas por el Gobierno chino.

El material se someter a tres controles: validacin tcnica de la documentacin del producto antes de la compra, control de Aenor en China mediante contrato para inspeccionar la produccin de cada empresa proveedora del material y, finalmente, a la recepcin del material, ensayos aleatorios del Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo. El ministro ha asegurado que las mascarillas disponan de la marca CE.

Ms de 32.000 sanitarios contagiados

En una nota de prensa difundida por CESM, los sindicatos explican que «la distribucin desde el Ministerio de Sanidad de una gran partida de mascarillas FPP2, de la marca Garry Galaxy, modelo N95, a distintos Servicios de Salud de nuestro Sistema Nacional de Salud, ha sido la gota que ha colmado el vaso». Adems, subrayan que esta circunstancia se ha visto agravada por la aparicin de otras partidas de elementos de proteccin que tampoco estn homologados, lo que pone bajo sospecha la gestin que se ha hecho de la pandemia por parte del Ministerio de Sanidad.

Por otro lado, los querellantes se hacen eco de la noticia desvelada por EL MUNDO que informaba de que el Ministerio de Sanidad retir las mascarillas «fake» a los 5 das de saber que no estaban homologadas.

Asimismo, desde CESM sostienen que no pueden «dejar pasar por alto» que ms de 32.000 sanitarios estn afectados en la actualidad por Covid-19, y que el nmero de fallecidos es «inasumible e inaceptable desde cualquier punto de vista». A esto se suma que CSIF ya haba alertado de que «la falta de previsin y las insuficientes medidas de proteccin con las que cuentan los profesionales del Sistema Nacional de Salud pueden ser constitutivas de delitos contra los trabajadores por infraccin de las normas en materia de prevencin laboral, de lesiones y homicidio imprudente».

Querella de los enfermeros

El Consejo General de Enfermera de Espaa ha justificado su querella: «Somos enfermeros y enfermeras y la nica motivacin que nos mueve es la salud de todos los profesionales sanitarios y la seguridad nuestros pacientes y de los ciudadanos en general, que estn por encima de ideologas o partidos polticos». As lo ha dicho Florentino Prez Raya, presidente de Consejo General de Enfermera.

En la querella presentada por las enfermeras se imputa un delito contra la seguridad de los trabajadores (art. 316 del Cdigo Penal), conforme al cual se castiga a quienes «con infraccin de las normas de prevencin de riesgos laborales y estando legalmente obligados, no faciliten los medios necesarios para que los trabajadores desempeen su actividad con las medidas de seguridad e higiene adecuadas, de forma que pongan as en peligro grave su vida, salud o integridad fsica». La pena por este delito es de prisin de seis meses a tres aos y multa de seis a doce meses.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más