/Las víctimas de Abetxuko le recuerdan que es un "asesino" antes de dar su charla en la Universidad

Las víctimas de Abetxuko le recuerdan que es un "asesino" antes de dar su charla en la Universidad

Actualizado
Martes,
10
diciembre
2019

15:10

» En una sociedad libre y sana un terrorista no puede ser ejemplo ni referente de nadie», denuncia la nieta de una vctima de Lpez de Abetxuko mientras en la Universidad el ex miembro de ETA se diriga a un centenar de estudiantes y simpatizantes abertzales


Lpez de Abetxuko y Txema Matanzas durante su charla ante estudiantes en el Aulario de la UPV en Vitoria.
EFE

Los gritos de asesino se colaron entre las rendijas de las ventajas del saln de grados minutos antes de que Jos Ramn Lpez de Abetxuko tomara la palabra. El etarra, de pie en uno de los laterales de la sala, permaneci inmutable. Ni un gesto de rechazo. El etarra que particip en el asesinato de Jess Velasco, jefe de los Miones de lava y que asesin a Eugenio Lzaro, responsable de la polcia local de Vitoria, no quiso responder a la pregunta formulada por EL MUNDO sobre si se arrepenta de sus crmenes. «He venido a hablar de los presos enfermos», respondi sereno.

Fueron las ltimas palabras tras casi 15 minutos de conferencia en las que relat el «calvario» de los presos de ETA enfermos. Una descripcin en primera persona como «preso enfermo» de las rutinas que se siguen en un centro carcelario con afirmaciones como la de que los etarras no quieren molestar por las noches a los funcionarios de prisiones para no molestarles. Un centenar de estudiantes acompaados por simpatizantes de la izquierda abertzale escuchaban atentos el alegato de Lpez de Abetxuko a favor de sus compaeros encarcelados a los que el abogado y ex miembro de Ekin Txema Matanzas defini como «presos polticos vascos».

Marlaska, sobre la charla del etarra Abetxuko: «Me parece una falta absoluta de tica»EL MUNDO

Ni Lpez de Abetxuko ni Matanzas recordaron a las vctimas. El etarra asesino no hizo referencia alguna ni a sus crmenes ni a su militancia en la organizacin terrorista que caus casi 900 vctimas. «Slo he venido a hablar de los presos enfermos», repeta ante un pblico entregado que le aplaudi cuando comenz su intervencin, al finalizarla y cuando concluy el acto organizado por Sare, la plataforma que reclama la excarcelacin de los presos enfermos y el acercamiento a prisiones vascas de todos los etarras presos.

Ninguno del centenar de estudiantes y seguidores de la izquierda abertzale escuch a Casilda Chivo Velasco, una de las nietas de Jess Velasco. «Ellos contarn que ellos no son los malos y yo les digo que s y que por culpa del terrorismo de ETA no he conocido a mi abuelo, han llenado Espaa de viudas, de padres sin hijos y de hijos sin padres», ha denunciado en la concentracin que se ha realizado frente a las puertas del Aulario de la UPV ante un fuerte despliegue policial en el que han llegado a participar los mximos responsables de la Ertzaintza de la comisara de Vitoria.

Junto a los familiares de Velasco y de Lzaro han denunciado el acto el presidente de la asociacin Esteban de Garibay y ex delegado del Gobierno de Espaa Carlos Urquijo y una amplia representacin del PP vasco con su presidente Alfonso Alonso a la cabeza. Los dos denunciaron la connivencia de la UPV al facilitar que en una de sus aulas compareciera Lpez de Abetxuko, el etarra no arrepentido, en el Da Mundial de los Derechos Humanos.

«Esta es una historia de buenos y malos, de vctimas y de asesinos y as hay que contarla porque en una sociedad libre y sana un terrorista no puede ser ejemplo de nada ni referente de nadie», ha defendido Casilda Chico, la nieta que se enfrent con la palabra al asesino de su abuelo.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más