/Las claves del programa de Sánchez: negociación con el separatismo, memoria histórica y cambio climático

Las claves del programa de Sánchez: negociación con el separatismo, memoria histórica y cambio climático

Pedro Snchez, durante sus casi dos horas de discurso, ha hecho un esfuerzo por dotar de contenido social y econmico su discurso de investidura, a sabiendas de que el conflicto independentista en Catalua y sus pactos con ERC o el PNV iban a eclipsar la jornada. El candidato socialista ha hecho un repaso por el programa de Gobierno pactado con Unidas Podemos, pero sin entrar en detalle en las medidas. Sin ahondar en cmo piensa llevarlas a cabo, quedndose en la mayora de los casos, en una mera enunciacin general y vaga.

1. Aval a la va de ERC para el desafo independentista: negociacin y desjudializacin

El desafo secesionista cataln ha sido uno de los grandes protagonistas del discurso de Pedro Snchez. El asunto que ms expectacin ha despertado. El candidato a la presidencia de Gobierno ha estructurado una propuesta basada en el dilogo y la desjudicializacin que supone, de facto, avalar el pacto suscrito con ERC, cuyas 13 abstenciones son determinantes para que pueda ser investido. Su receta se resume en esta frase: «Retomar la senda de la poltica, dejando atrs la judicializacin del conflicto».

Snchez ha achacado el conflicto a una herencia de Gobierno del PP. «Asumimos con toda la lealtad constitucional y con toda la responsabilidad institucional, para devolver a la poltica un conflicto poltico. Permitiendo, con ello, dejar atrs la deriva judicial que tanto dolor y fractura ha causado en buena parte de la ciudadana catalana y espaola. Hay que retomar la nica va posible: la poltica. La del dilogo, la negociacin y el pacto. Amparado por nuestra Constitucin».

Snchez hoy en el Congreso ha ensalzado el acuerdo cerrado con ERC. El «gobierno abordar el conflicto poltico en Catalua impulsando mesas de dilogo en el mbito de Catalua y tambin entre el Gobierno de Espaa y la Generalitat de Catalua. Insisto, siempre dentro del marco constitucional». Ha hablado de «marco constitucional» cuando en el pacto con los independentistas se recoge «marco del sistema jurdicopoltico».

2. La memoria histrica en el calendario

El prximo Gobierno quiere hacer bandera de la memoria histrica y, para ello, lo quiere situar en el calendario de todos los aos. Esto es, efmerides para consagrar su poltica. Por ello, Snchez e Iglesias han pactado declarar el 31 de octubre como da del recuerdo de las vctimas del franquismo y el 8 de mayo como da de las vctimas del exilio. Asimismo, impulsar medidas como las exhumaciones de las vctimas del franquismo que continan en fosas comunes; retirar la simbologa franquista de los lugares pblicos y anular las condecoraciones derivadas de acciones represivas ejercidas durante la dictadura.

ste ltimo punto va dirigido claramente a la situacin de Antonio Gonzlez Pacheco, Billy el Nio, que disfruta de medallas pensionadas concedidas por el Estado, estando acusado de torturas en el franquismo siendo polica. Snchez, en octubre de 2018, se comprometi con Iglesias en Moncloa a retirrselas, una promesa incumplida y que ha provocado la crtica y malestar desde entonces en Unidas Podemos.

3. Igualdad y reforma de los delitos sexuales

El papel de la mujer ha sido otro de los ejes del discurso de Snchez. El candidato ha hecho nfasis en una poltica que luche por la igualdad entre hombres y mujeres, mientras Irene Montero, portavoz de Unidas Podemos, y una fija en todas las quinielas para ocupar el ministerio de Igualdad -arrebatndole las competencias a Carmen Calvo- asenta desde su escao. La igualdad como «una sea de identidad», ha expuesto. «Este Gobierno se inscribe en esa filosofa de la igualdad que reivindica el movimiento feminista a nivel global».

La violencia machista ha sido otro de los asuntos que ha situado como estratgico. Su eje es claro: «slo s es s». «Para luchar contra esto debemos recuperar la vigorosidad con un Gobierno en plenas capacidades y para empezar lo haremos por lo preliminar, regulando en el Cdigo Penal que en el consentimiento sexual solo s sea s».

Una de las pocas concreciones de su intervencin ha sido el anuncio de aprobar un Plan Integral de Compensacin, Reparacin y Recuperacin de la Autonoma para apoyar a las vctimas «y estableceremos la suspensin del rgimen de visitas de menores por parte de progenitores o tutores legales que estn cumpliendo condena o se hayan dictado medidas cautelares por delitos graves de violencia de gnero o cometidos en su presencia».

En su discurso, Snchez ha abordado dos asuntos que provocan grietas en el feminismo como son la prostitucin o la gestacin subrogada. Ha apostado por «erradicar la prostitucin» y la trata de seres humanos con fines de explotacin sexual, aprobando una Ley Integral contra la trata de personas, al tiempo que ha cerrado la puerta de golpe a la gestacin subrogada. «Decimos no». El Gobierno actuar contra las agencias que ofrezcan estos servicios.

4. Lucha contra las ‘fake news’

Uno de los momentos que ha provocado ms murmullo y bromas entre los diputados de la oposicin ha sido el anuncio de emprender una poltica contra las ‘fake news’, las noticias falsas, la desinformacin. Lo ha definido como uno de los hechos «ms dainos para la confianza». «La mentira, la calumnia y la falsedad no son fenmenos nuevos, pero la irrupcin de la digitalizacin ha perfeccionado su produccin y facilitado su expansin». Quiere hacer de la lucha contra la desinformacin una estrategia nacional, adems de desarrollar un plan de ciberseguridad.

De manera implcita, sin citarlos, Snchez ha hecho referencia a la labor de los medios de comunicacin, al referirse al respeto «escrupuloso» a la libertad de expresin y de informacin. Cabe recordar que a finales de 2018, el Gobierno de Snchez expres pblicamente su intencin de regular el sector de los medios de comunicacin con la desinformacin como excusa.

5. Ayuda a los jvenes de la Espaa vaciada

Durante sus casi dos horas de discurso, 157 folios ledos, Snchez ha aludido en varias ocasiones a la Espaa vaciada, al reto demogrfico. Lo ha situado como un reto que afecta a la cohesin de Espaa ms all del desafo independentista de Catalua, pero sus alusiones son tambin un guio a las demandas de los partidos regionalistas como Teruel Existe o BNG, cuyos votos son vitales para que el candidato socialista pueda ser investido.

En este sentido, Snchez ha expresa su intencin de crear empleo para aquellos jvenes del mundo rural que se vieron obligados a buscarse la vida en grandes ciudades o en el extranjero, pero sin detalles medida alguna ni el coste. Junto al impulso a los jvenes rurales emprendedores ha situado la necesidad de invertir en infraestructuras que conecten «oportunidades para que nadie se sienta abandonado por las administraciones pblicas. Nuestra obligacin es llenar de soluciones a esa Espaa interior que languidece ante la despoblacin, el envejecimiento, el desmantelamiento de sus servicios pblicos y el empobrecimiento de sus hogares». En la mente de todo el hemiciclo, el voto del nico diputado de Teruel Existe.

6. Cambio climtico: zonas libres de CO2

El primer ejecutivo de coalicin desde la Repblica ha situado la lucha contra el cambio climtico entre sus prioridades. Un asunto para el que ha pedido unidad a todos los partidos polticos. «La contaminacin y el cambio climtico no hace distincin entre la derecha y la izquierda. Ni siquiera distingue entre los que creen y no creen en sus efectos». En este apartado, que constituye un eje central de su futura actuacin de gobierno, s ha sido ms concreto que en otros aspectos. Ha pedido «un pacto para reducir las emisiones de CO2 y que se establezca la obligatoriedad de establecer zonas libres de CO2 en todos los municipios mayores de 50.000 habitantes».

Entre las medidas desgranadas ha situado: la proteccin de la biodiversidad, un trato digno a los animales y la aprobacin de la Ley de Cambio Climtico y Transicin Energtica, con unos «objetivos ambiciosos». Entre ellos, figura que en el 2050 toda la electricidad sea de origen 100% renovable. Asimismo, se aprobar un Plan Integrado de Energa y Clima, con el que se reformar el mercado de electricidad con el fin de reducir la factura, y una Estrategia de Economa Circular para alcanzar el residuo cero en 2050 y los plsticos de un solo uso, entre otras medidas, todas ellas encaminadas «al autoconsumo sin sobrecostes». Reforma del bono social y una Ley de Movilidad Sostenible, con ayudas al vehculo elctrico, as como un Plan de Cercanias 2019-2025, han sido otros de sus anuncios.

Educacin: inversin del 5% del PIB en 2025

La educacin, como sucede con todos los gobiernos, es punta de lanza de todo candidato a La Moncloa. La dinmica de derogar y aprobar nuevas normativas constantemente ha marcado el sistema educativo espaol. El Gobierno de PSOE y Unidas Podemos tambin promete impular una Ley Bsica que derogue la vigente Lomce. «Blindar la educacin pblica como eje vertebrador del sistema educativo y la incorporacin de los acuerdos alcanzados por la comunidad educativa», ha sentenciado Snchez.

Cosas concretas: alinear la Formacin Profesional con el resto del sistema; eliminacin de la segregacin escolar por las condiciones de origen de los estudiantes, por sus necesidades educativas especiales o por sexo; planes especficos contra el fracaso escolar; gratuidad real y efectiva de la educacin obligatoria; universalizacin del acceso a la educacin infantil de 0 a 3 aos a travs de la red pblica y en condiciones de equidad; la asignatura de religin tendr carcter voluntario, sin que haya una asignatura alternativa ni la nota sea computable a efectos acadmicos.

Aunque, en realidad, el gran compromiso supone situar la inversin en Educacin en el 5% del PIB en el ao 2025. «Vamos a incrementar los recursos pblicos destinados a educacin y becas hasta situarnos en ese objetivo ambicioso pero posible de inversin educativa en un 5% del PIB en 2025», ha sido su compromiso. En 2018, la Educacin supuso el 4,24% del PIB, la ms baja desde 2006.

Vaguedades en cmo sufragar las promesas

Poco o nada preciso ha sido Snchez en lo referente al gasto pblico -cmo pagar las medidas de su Gobierno- o la justicia fiscal. «Vamos a cumplir nuestros compromisos en materia de responsabilidad fiscal con Europa. Y lo haremos a la vez con sensatez en el gasto y con justicia fiscal», ha proclamado. Concrecin slo para avisar que, llegado el caso, habr que apretarse el cinturn pese a las promesas de inversin pblica y contra el criterio que ha manifestado en este sentido Unidas Podemos.

«Si tenemos que ponernos al da y asegurar eficiencia en los ingresos an debemos mostrarnos ms vigilantes en el control de los gastos. En definitiva, ser ms eficientes en nuestra gestin para que las transferencias de renta desde lo pblico cumplan los fines para los que fueron concebidas», ha expuesto Snche.

En cuanto a la justicia social, ha enumerado las medidas que recoge el programa pactado con Iglesias: impulsar una Ley de Medidas de Prevencin y Lucha contra el Fraude fiscal; prohibir las amnistas fiscales -pero no ha dicho nada de su promesa de publicar los nombres de quienes se acogieron a la ltima-; introducir lmites rigurosos a los pagos en efectivo; prohibir el software de doble uso; impulsar la unidad de control de grandes patrimonios; ejercer un mayor control sobre las SICAV; elevar el tipo efectivo para las grandes corporaciones y reducirlo para las PYMES; revisar el rgimen fiscal de cooperativas y sociedades laborales; introducir lmites rigurosos a los pagos en efectivo, prohibir el software de doble uso, impulsar la unidad de control de grandes patrimonios y ejercer un mayor control sobre las SICAV; elevar el IRPF para las rentas superiores a los 130.000 euros.

En cuanto a las pensiones, la promesa escrita y dicha es: «Actualizaremos mediante ley las pensiones conforme al IPC, y aumentaremos el poder adquisitivo de las pensiones mnimas y las no contributivas».

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más