/Las claves del hundimiento del voto por la permanencia en Reino Unido

Las claves del hundimiento del voto por la permanencia en Reino Unido

Viernes,
13
diciembre
2019

13:15

Unos votantes hartos, un mensaje muy simple y un lder laborista perdido en la ambigedad explican por qu el voto de la permanencia no ha tenido reflejo en las urnas


Un hombre con un traje de la bandera del Reino Unido pasea por Londres.
NIKLAS HALLE’N AFP

Tres aos y medio despus del referndum en el que el Reino Unido dio el pistoletazo de salida oficial al Brexit, los britnicos han dicho basta a la incertidumbre y divisin que abri el ambiguo resultado. Aquellos que votaron por la permanencia, aquel 48,1% que hoy sigue llorando por la oportunidad perdida ha decidido bajar los brazos, aceptar su derrota y mandar un mensaje directo en las urnas: que acabe de cualquier forma, pero que sea rpido.

La mayora absoluta cosechada por Boris Johnson le permite carta blanca para resolver la salida como ms le plazca, ejecutarla en los tiempos que crea conveniente y fijar, en las negociaciones con Bruselas, la relacin futura que tendr su pas con la Unin Europea una vez se complete definitivamente el Brexit. Puede, incluso, iniciar el acercamiento comercial y poltico con los Estados Unidos de su amigo Donald Trump.

La aplastante victoria de Johnson es tal, en gran medida, por el sonrojante desempeo de las formaciones y plataformas que deban defender en estos comicios los intereses de aquellos que seguan apostando por la permanencia.

El hartazgo de la gente

Desterrada ya cualquier credibilidad que pudiesen tener los sondeos de opinin acerca de la ruptura con la Unin Europea, lo cierto es que el pas ha ido virando hacia la salida, como qued confirmado cuando el Partido del Brexit fue el gran ganador en las elecciones europeas en primavera. No han importado las advertencias acerca de la salud presente y futura de la economa ni los estudios acerca de las consecuencias en sanidad ni educacin. Lo que ha primado en Reino Unido ha sido el hartazgo.

Quienes votaron por la salida se han mantenido inamovibles en su posicin, alentados por discursos ms directos y seguros, mientras que quienes tenan una perspectiva ms europesta han carecido de referentes de suficiente peso y han terminado por claudicar. La incertidumbre daaba an ms que la salida ms traumtica, y no en vano la libra contina revalorizndose.

Johnson, la opcin menos mala

Por mucha mayora absoluta que haya conseguido, Boris Johnson jams ganara un concurso de popularidad en el Reino Unido. Su xito ha residido, ms all de en aquellos que le apoyan de verdad, en lo directo que ha sido su mensaje: Get Brexit Done (Hacer Realidad el Brexit).

Eso le ha permitido que, por mucho que los medios de comunicacin y los expertos no cejasen en sealar sus mentiras e incongruencias, el pblico creyese entender de forma sencilla qu era lo que iba a hacer exactamente el primer ministro si le otorgaban un poder absoluto, como as ha terminado siendo.

Un misterio llamado Jeremy Corbyn

Cuatro aos despus de su eleccin como lder del partido laborista, todava sigue siendo un misterio qu era lo que de verdad quera Jeremy Corbyn en el asunto de la salida de la Unin Europea. A pesar de que absolutamente todo el pas se ha mojado al respecto, la persona que deba encabezar supuestamente la opcin de la permanencia decidi perderse en ambigedades y mensajes confusos.

Su idea de un nuevo referndum en el que decidir sobre cancelar el Brexit o llevarlo a cabo de una forma edulcorada e idealista que difcilmente habra sido posible no encontr calado en ninguno de los dos bandos. Eso, unido a que solo Corbyn sera capaz de perder ese concurso de popularidad contra Boris Johnson, le han llevado a naufragar en las elecciones de forma estrepitosa como no se vea desde 1935 y a que el Remain no tuviese representacin en un gran partido.

Jo Swinson, la oportunidad perdida

Quien intent apropiarse de ese terreno no cultivado por los laboristas fue Jo Swinson, la ya ex lder de los liberal demcratas. La joven escocesa se presentaba como la alternativa moderna y moderada a dos personalidades que no causaban simpata ni confianza entre el pblico britnico, pero su figura se fue diluyendo a medida que avanzaba la campaa.

Incapaz de capitalizar el descontento, los votantes fueron viendo que no haba mucho ms en el partido adems de la permanencia, lo que, en un pas que vive en vilo por el estado de sus servicios sociales y por haber rozado la recesin, no era suficiente. Swinson abandona el liderazgo no habiendo sido capaz ni siquiera de conservar su propio escao.

El hundimiento de People’s Vote

El fracaso en el mbito poltico de la permanencia tambin tuvo su reflejo en las plataformas sociales. People’s Vote, el grupo que deba liderar esta opcin y que lleg a reunir en Londres a cientos de miles de personas en dos ocasiones, se hundi fruto de una direccin ineficiente. A pesar de que tena el dinero, el respaldo ciudadano y la estructura necesaria, varias malas decisiones, como la de convertirse en un partido para las elecciones europeas, condujeron a que poco a poco pasase a ocupar un lugar irrelevante.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más