/La urgencia de un fondo europeo de recuperación económica

La urgencia de un fondo europeo de recuperación económica

Domingo,
5
abril
2020

21:02

Ante una de las mayores tragedias en dcadas, la nica opcin para Europa es la unidad y la solidaridad. Por su naturaleza y su escala, la crisis de Covid-19 exige una movilizacin histrica de los Estados y de la Unin Europea en trminos de gobernanza, determinacin y recursos. Todo el mundo es consciente de que ningn pas o continente ser capaz de afrontar el reto sanitario por s solo. De la misma manera, en un planeta en el que casi 4.000 millones de personas -la mitad de la humanidad- estn confinados, nadie podr luchar y superar por s solo el desafo econmico.

Los Estados Miembro han puesto en marcha rpidamente medidas de emergencia para satisfacer las necesidades de liquidez de las empresas que estn paradas o cerradas. El acceso a liquidez es la clave absoluta. Es vital que estas empresas puedan acudir a sus bancos muy rpidamente a travs de prstamos garantizados por el Estado. Por su parte, el BCE ha activado inmediatamente hasta 750.000 millones de euros adicionales para permitir recompras sustanciales de bonos. Y tal como prev la legislacin europea, la Comisin Europea de Ursula von der Leyen ha suspendido temporalmente las normas de disciplina presupuestaria para permitir a sus miembros endeudarse al margen de los criterios de Maastricht en estas circunstancias excepcionales.

Esta primera respuesta ha sido esencial para garantizar la seguridad financiera y, por tanto, la supervivencia de los actores principales de la economa. Sin embargo, ahora es necesario ir ms lejos para poner fin a la crisis, proteger a las empresas, a los empleados y relanzar pronto, pas por pas, la base industrial y el mercado nico. Corresponde a cada Estado Miembro, por supuesto, disear su propio plan de salvaguardias y evaluar las cantidades que requerirn emisiones adicionales. Ningn Estado europeo, ya sea del Norte o del Sur, tiene los medios para hacer frente a tal choque por s solo sin emitir deuda adicional. Ninguno en absoluto.

Para responder a esta cuestin de financiacin, tres principios deben guiarnos: no debemos dejar de lado a ningn pas; ninguna economa puede ser una vctima aislada de la pandemia; y todos los socios deben tener un acceso equitativo, en condiciones comparables, a la deuda necesaria para financiar sus planes.

Las necesidades financieras globales de los 27 deben ser proporcionales a lo que est en juego. El Bundestag alemn ha votado un plan de 356.000 millones de euros, el 10% de su PIB. Si asumimos este 10% para la Unin Europea, las necesidades de financiacin podran ser del orden de 1,5 a 1,6 billones de euros, que podran ser inyectados directamente en la economa. Adems de los instrumentos y medios puestos a disposicin por el BCE, esa cantidad implica encontrar instrumentos adicionales. Es esencial para garantizar la igualdad de condiciones entre los Estados miembros, pero tambin entre Europa y los Estados Unidos, cuyo plan ya se ha aplicado. Slo hay una ventana de oportunidad: es ahora, no dentro de seis meses.

Este apoyo adicional puede provenir de instrumentos no convencionales, existentes o no, lo que nos permitira ir ms all. Por ejemplo, utilizando las capacidades de intervencin del Mecanismo Europeo de Estabilidad (Mede), pero de forma ms innovadora, revisando sus criterios de condicionalidad, que deben aligerarse y reorientarse para responder a la crisis. O el Banco Europeo de Inversiones (BEI), que podra ver aumentada su potencia de fuego en un plazo compatible con la urgencia de la situacin. Todo esto podra complementar el Sure, el mecanismo de 100.000 millones de euros que la Comisin acaba de proponer para ayudar a los trabajadores a mantener sus ingresos.

Sin embargo, dadas las cantidades en cuestin, ser necesario un cuarto pilar de financiacin europea. Al igual que el BCE en el mbito monetario y financiero, los Estados miembros deben ahora demostrar, juntos, un espritu de decisin e innovacin. En forma, por ejemplo, de lo que podra ser un Fondo Europeo de Recuperacin Econmica, cuya vocacin explcita permitira la emisin de bonos a largo plazo. Tambin sera muy posible, por qu no, asignar recursos financieros a ese instrumento de financiacin no convencional y dotarlo de un sistema de gobernanza que permitiera evitar cualquier riesgo moral. En particular, sobre el destino de la financiacin, que podra limitarse estrictamente a inversiones conjuntas para la recuperacin industrial vinculada a la crisis actual. Dada la urgencia y la magnitud de las necesidades, esta idea permitir anticipar y luego complementar el aumento del Presupuesto de la UE que pide la Presidenta von der Leyen.

El tiempo se nos est acabando. Las circunstancias exigen creatividad. Europa ha aprendido de crisis anteriores y frente a la que estamos sufriendo va a estar a la altura de la llamada de la Historia. Confiamos en que expresar una solidaridad sin fisuras para salir fortalecida de esta situacin sin precedentes.

————–

Thierry Breton es comisario europeo de Mercado Interior y Paolo Gentiloni es comisario europeo de Economa.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más