/La sucesión de Quim Torra en la Generalitat abre otra guerra entre ERC y JxCat

La sucesión de Quim Torra en la Generalitat abre otra guerra entre ERC y JxCat

Sbado,
28
diciembre
2019

03:05

Los republicanos se niegan a ceder la vicepresidencia del Govern


El presidente de la Generalita, Quim Torra, y el vicepresidente Pere Aragons.
EFE

ERC reaccion ayer con firmeza a la maniobra de Quim Torra y de Carles Puigdemont para apartar al republicano Pere Aragons de la vicepresidencia del Govern y evitar, as, que asuma la presidencia en funciones de la Generalitat cuando el president sea inhabilitado por el Tribunal Supremo.

Tenemos un acuerdo de Govern que tenemos que poder respetar, advirti la portavoz de ERC, Marta Vilalta, despus de que EL MUNDO publicara los planes de Torra y Puigdemont para sustituir a Aragons por un consejero de JxCat y garantizarse, de este modo, que un neoconvergente asuma la presidencia en funciones de la Generalitat hasta la convocatoria de las elecciones autonmicas catalanas, una vez Torra sea desahuciado del cargo por la Justicia.

No creo que sea una propuesta firme, aadi Vilalta, para disuadir a JxCat de intentar forzar una modificacin del Ejecutivo cataln con el fin de hacerse con la vicepresidencia en detrimento de ERC.

Ya el jueves , en conversacin con este diario, un cargo de la direccin de los republicanos aseguraba estar sufriendo poquito con la idea de los neoconvergentes. ERC no tiene intencin alguna de dar su brazo a torcer y la aparicin pblica de Vilalta buscar abortar la maniobra de Puigdemont y Torra antes siquiera de que el president tenga la tentacin de trasladarla al Consejo Ejecutivo del Govern.

Torrent no quiere volver a investir a Torra

Pero no slo la eventual sustitucin de Aragons enfrenta a ERC y JxCat. La formacin presidida por Oriol Junqueras tambin est molesta por la intencin de Torra de imponer una suerte de investidura en el Parlament para que la Cmara catalana le ratifique su apoyo tras haber sido condenado por el Tribunal Superior de Justicia de Catalua (TSJC) por desobedecer la orden de la Junta Electoral Central que le obligaba a retirar la pancarta de apoyo a los presos independentistas de la fachada del Palau de la Generalitat durante el ciclo electoral.

El presidente del Parlament, el tambin dirigente de ERC Roger Torrent, se resiste a que Torra utilice la Cmara para convertirse en un mrtir, lo que favorecera la proyeccin y recuperacin electoral de JxCat en un momento decisivo, algo que los republicanos quieren evitar a toda costa para garantizarse la victoria en las prximas autonmicas. Hoy por hoy, segn la demoscopia de la Generalitat, ERC obtendra hasta 10 escaos ms que los neoconvergentes en unas elecciones al Parlament, pero los de Junqueras desconfan de la marca de Puigdemont, que ya les recort dos diputados en las generales del 10-N y que en las elecciones del 21-D -las posteriores a la aplicacin del 155- se impuso a ERC despus de partir por detrs en las encuestas.

De ah, que ayer Vilalta exigiera a JxCat consensuar la respuesta a la inhabilitacin en firme de Torra. Tenemos que consensuar los pasos que se tienen que tomar, ya sea en las decisiones del Govern o en las del Parlament, avis la portavoz de ERC, quien tambin reclam a sus socios de Govern dejar de competir por ver quin es ms independentista o menos traidor.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más