/La OTAN pone a China (y al 5G) por primera vez en su mirilla

La OTAN pone a China (y al 5G) por primera vez en su mirilla

Actualizado
Mircoles,
4
diciembre
2019

18:19

Los 29 miembros de la Alianza Atlntica intentan superar su crisis con un periodo de reflexin y un comit de sabios que analice su futuro


La OTAN pone a China (y al 5G) por primera vez en su mirilla
EL MUNDO (Vdeo) // AFP (Foto)

La OTAN tiene una largusima tradicin de expresiones ambiguas, retrica muy controlada y mensajes tibios. Tras siete dcadas, ha aprendido a medir, a calibrar. Es una organizacin defensiva, no ofensiva, y por eso hace lo posible para no encender mechas y lo imposible para apagar las que prenden solas. Pero que su lenguaje sea tcnico, desapasionado a menudo, no quiere decir que el fondo est vaco.

Los lderes de la organizacin han consensuado este mircoles en Londres una declaracin final tras la reunin celebrada para festejar su 70 aniversario. Un documento informal de nueve puntos bastante genricos que destacan los logros del pasado, los 1.000 millones de personas protegidas bajo su paraguas poltico-militar y la necesidad de cohesin. Pero ah, escondido tras una redaccin inocua, hay una importante novedad. «Reconocemos que la creciente influencia de China y sus polticas internacionales presentan oportunidades y desafos que debemos abordar juntos como una Alianza», dice el texto. Es la primera vez en su historia que los lderes atlantistas ponen al gigante asitico en la mirilla. Y abren una reflexin sobre la visin estratgica dedicada histricamente a Mosc o al terrorismo internacional.

«La OTAN se centr primero en la Unin Sovitica y luego en Rusia. Es la primera vez que se analizan conjuntamente, segn varias evaluaciones, las oportunidades del auge de China, pero tambin los desafos. La mera idea de que los 29 lo aborden es un paso importante en la direccin correcta. No es un asunto unidimensional, el auge econmico chino crea oportunidades, millones de personas han salido de la pobreza. Pero China invierte tambin de forma importante en sus capacidades. Hace unas semanas prob un misil balstico que puede llegar a Europa, misiles supersnicos que habran violado el IET si se hubiera sumado», ha sealado el secretario general de la organizacin, Jens Stoltenberg, tras la conclusin de la reunin.

Ya en la vspera, el noruego haba avisado de que se ve a China «en el rtico, en frica, invirtiendo en infraestructuras europeas y el ciberespacio», pero que la respuesta no iba a ser «llevar la OTAN al Mar de China». Lo que muchos esperan, sin embargo, es que este desafo a corto, medio y largo plazo sea el que sirva para revivir el entendimiento y alinear a los pronto 30 miembros en una misma direccin. «El mero hecho de tener una conversacin en el marco OTAN sobre China y los retos que su auge plantea es un paso importante desde la perspectiva de EEUU«, explica Luis Simn, experto del Real Instituto Elcano. «El epicentro de la competicin (tal y como est definida por la Administracin Trump) es ahora mismo el nexo entre la tecnologa, la poltica comercial e industrial. Ah la OTAN tiene poco que decir, pero la UE mucho ms», aade.

Muchos a este lado del Atlntico, como sucedi tras el 11-S en Irak o Afganistn, son reacios a darle a la Alianza ese enfoque global que supone meter en al visin estratgica a Pekn, que no se trata de una amenaza militar directa. Por no decir lo mucho que invierte en el continente, algo que Rusia nunca ha hecho. Pero otros asumen que es inevitable y que sera hasta irresponsable no hacerlo, por mucho que sea una idea defensiva y que tenga desde su nacimiento a Europa como pivote central.

En ese marco de debate, los 29 han acordado este mircoles abrir un periodo de reflexin y piensan en constituir algn tipo ‘grupo de sabios’ que analice la situacin en profundidad. «Teniendo en cuenta el entorno estratgico en constante evolucin, invitamos al secretario general a presentar una propuesta para un proceso de reflexin prospectivo bajo sus auspicios para fortalecer an ms la dimensin poltica de la OTAN», se lee en el documento pactado. Una forma de estudiar, sin presiones, la «muerte cerebral» de la organizacin y de qu manera se puede ajustar mejor al siglo XXI.

En los ltimos meses, la cuestin de las redes de comunicacin ha sido abordada con mucho detenimiento. No hay una posicin nica en la OTAN, como tampoco en la UE, sobre el tema del 5G y la posibilidad de dejar en manos de empresas chinas las infraestructuras. Con pases o Gobiernos menos contundentes, como el de Angela Merkel. Y otros ms duros, como el estadounidense. Pero es algo que afecta a todos y, segn fuentes de la Alianza, de hecho el lder ms enftico en la capital britnica fue el albans.

«Continuaremos aumentando la capacidad de resistencia de nuestras sociedades, as como de nuestras infraestructuras crticas y la seguridad energtica. La OTAN y sus aliados, dentro de sus respectivas autoridades, se comprometen a garantizar la seguridad de nuestras comunicaciones, incluido el 5G, reconociendo la necesidad de confiar en sistemas seguros y resistentes», se lee en el documento aprobado.

El encuentro de lderes tuvo un final mejor de lo temido. No fue una reunin positiva, pues las ltimas semanas han mostrado la cara ms fragmentada, politizada y dbil de una alianza poltica imprescindible. Pero tampoco acab en drama. Donald Trump, a pesar de sus habituales excesos verbales, no ha tenido el protagonismo del ao pasado en Bruselas ni ha arremetido contra sus colegas con la misma vehemencia por el tema de gasto en Defensa. Ha habido algunos reproches a los «morosos», con mencin expresa a quienes gastan incluso menos del 1%, que son Blgica, Luxemburgo y Espaa. Pero sin sangre. «Ayer tuve una conversacin con l, y el presidente Trump agradeci la colaboracin que despliega el ejrcito espaol no slo en compromisos, capacidades de la Alianza, sino en el marco de la cooperacin bilateral que tenemos las Fuerzas Armadas de EEUU y las espaolas. Trump manifest el agradecimiento por esa colaboracin. No hay ms que decir», ha asegurado el presidente espaol en funciones, Pedro Snchez.

Adems, el tema ms espinoso en la vspera, un posible veto de Turqua, tanto a la declaracin como sobre todo a la aprobacin de la renovacin de los planes de Defensa que afectan a Polonia y los pases blticos, no se materializ. Erdogan quera una mencin expresa en las comunicaciones de la Alianza calificando como terroristas a los grupos kurdos que combate, pero sus socios no estn por la labor. Al final, Ankara no quiso llegar hasta el final. «Tenemos planes para proteger a todos los aliados, incluyendo a los blticos y Polonia. Hay fuerzas all, ms que nunca. Por primera vez en la Historia, tropas de combate desplegadas. Hemos triplicado las fuerzas de reaccin para reforzar rpido. Estos planes se revisan regularmente y hoy hemos estado de acuerdo para actualizarlos. Doy la bienvenida a la decisin, muestra que somos capaces de avanzar», ha asegurado Stoltenberg, visiblemente aliviado tras evitar ms tensiones.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más