/ERC y JxCat se enfrentan por la clasificación penitenciaria de los condenados del 'procés'

ERC y JxCat se enfrentan por la clasificación penitenciaria de los condenados del 'procés'

Martes,
10
diciembre
2019

19:20

Los republicanos trabajan con la idea del segundo grado mientras que los neoconvergentes reclaman la semilibertad de los presos

De izqda. a dcha., Jordi S

De izqda. a dcha., Jordi Snchez, Oriol Junqueras, Jordi Turull, Joaquim Forn, Jordi Cuixart, Josep Rull y Ral Romeva, en prisin.
EL MUNDO

Como es habitual ante cuestiones importantes, tambin se ha registrado tensin y enfrentamiento entre Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) y Junts Per Catalunya (JxCat) por la inminente decisin de las juntas de tratamiento de los centros penitenciarios de Lledoners, Mas d’Enric y Puig de les Basses sobre el grado penitenciario a aplicar a Oriol Junqueras, Jordi Turull,Joaquim Forn, Ral Romeva, Josep Rull, Dolors Bassa, Jordi Cuixart, Carme Forcadell y Jordi Snchez por su condena por el Tribunal Supremo por sedicin al organizar el referndum del 1 de octubre de 2017 y despus de realizar una Declaracin Unilateral de Independencia (DUI).

Mientras los abogados de los presos de ERC rebajaron este martes las expectativas del independentismo de ver una Navidad con los lderes soberanistas condenados en la calle, los letrados de los internos de JxCat fueron ms all y reclamaron una situacin de semilbertad para sus representantes. Esta semana, las juntas de tratamiento de cada uno de los tres centros en los que estn los condenados deben realizar, de forma individualizada, su catalogacin del grado penitenciario.

Aunque se haba especulado con un tercer grado, lo que significara que slo iran a dormir a un centro penitenciario abierto, desde ERC se trabaja con la idea de que las juntas les aplicarn un segundo grado, por lo que su situacin seguir como en la actualidad. En este sentido, fuentes judiciales apuntan a que el poco tiempo cumplido por la pena impuesta pesa ms en el caso de los independentistas presos que otros factores que se tienen en cuenta, como la falta de antecedentes, el arraigo social o laboral o el pago de la responsabilidad civil impuesto por el Alto Tribunal, una medida muy importante a tener en cuenta en los condenados por la malversacin, ya que no fue determinada la cantidad por el Supremo.

Los nueve independentistas presos cumplen penas de entre nueve y 13 aos de crcel por sedicin impuestas por el Tribunal Supremo. Las juntas de tratamiento, formadas por tcnicos de varias disciplinas, deciden esta semana entre el segundo y el tercer grado penitenciario, aunque despus el Departamentp de Justicia de la Generalitat, controlado por representantes de ERC, tiene hasta dos meses para ratificar o no esta decisin. Por eso, desde el partido republicano creen que los presos no podrn salir de prisin hasta despus de Navidad, como mnimo.

ERC recurrir la decisin de la Generalitat

El equipo jurdico de ERC tiene previsto recurrir ante el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria la decisin de la Generalitat si se cataloga los presos en segundo grado para conseguir el tercero, lo que les permitira salir durante el da y acudir a la crcel slo a dormir. Cualquier recurso a una decisin judicial se debera presentar ante el Supremo, como rgano sentenciador.

Paralelamente, apuestan por pedir a la propia junta la aplicacin del artculo 100.2 del rgimen penitenciario, lo que les permitira salir durante el da para trabajar, ejercer voluntariado o cuidar de familiares, cada da excepto los fines de semana. Para ello presentarn numerosa documentacin. Esta medida tampoco se podra aplicar hasta finales de enero prximo, segn varias fuentes.

La aplicacin del artculo 100.2 depende slo de las juntas de tratamiento y no pasa por la Generalitat, aunque luego un juez debe refrendarla. En este sentido, los recursos a las resoluciones judiciales se dirimen en la Audiencia provincial correspondiente, segn ERC.

Por su parte, el abogado de los presos de JxCat, Jordi Pina, asegur que se debera clasificar a sus clientes con el tercer grado y lament informaciones «que pretenden justificar y normalizar la clasificacin de los internos en segundo grado». El letrado indic que se debe aplicar esta semilibertad por las «circunstancias personales» de sus clientes, ya que tienen apoyo social y laboral, no peligrosidad y no existe riesgo de reincidencia al estar inhabilitados.

Pina detall que Turull, Rull y Snchez han mantenido «un escrupuloso respeto» hacia la tarea de los profesionales de los centros penitenciarios que han de emitir los informes sobre los grados y record que este mircoles la junta de tratamiento del centro de Lledoners emitir el informe sobre sus clientes.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más