/El PP da por inviables los grandes pactos de Estado propuestos al PSOE

El PP da por inviables los grandes pactos de Estado propuestos al PSOE

Viernes,
10
enero
2020

01:52

La reforma electoral y la renovacin del CGPJ y del Defensor del Pueblo quedan en suspenso tras el acercamiento del PSOE a ERC

El presidente del PP, Pablo Casado (izqda.), conversa con la...

El presidente del PP, Pablo Casado (izqda.), conversa con la presidenta de la Asociacin de Vctimas del Terrorismo, Maite Araluce, este jueves, en Madrid.
EL MUNDO

«Lo que podra haber sacado Snchez con el PP ahora ERC se lo impide». En Gnova dan por perdida, hoy por hoy, la posibilidad de llegar a grandes pactos de Estado con el PSOE, como ha venido proponiendo Pablo Casado. El presidente de los populares plante en noviembre 11 acuerdos para dar «estabilidad» a la legislatura si Pedro Snchez buscaba el apoyo de Ciudadanos para la investidura. Porque si no, dijo, el lder socialista habra «quemado todas sus naves».

Los populares han seguido insistiendo en esa propuesta de mano tendida, pero ahora han decidido que los acuerdos con ERC y el PNV y la deriva hacia «un cambio de rgimen» que, a su juicio, ha emprendido el recin elegido presidente, son incompatibles con esa oferta de pactos, segn ha podido saber EL MUNDO.

«Los pactos de Estado que ofrecimos a Snchez ahora saltan por los aires», aseguran fuentes de Gnova. Es decir, el PP da por rota su propuesta, que inclua los siguientes acuerdos «para garantizar la gobernabilidad durante la legislatura».

Reforma electoral para evitar bloqueos, pacto educativo, estrategia contra la despoblacin, respuesta conjunta frente al independentismo en Catalua, impedir que la gobernabilidad de Navarra y Pas Vasco dependa de Bildu, un pacto presupuestario con bajada de impuestos, estrategia demogrfica contra la despoblacin de la Espaa vaciada, un renovado pacto contra la violencia gnero -ste no va a decaer-, reforma de las pensiones, unidad de accin en los grandes temas relativos a la defensa y la poltica internacional, renovar el poder judicial (sin especificar con qu modelo) e infraestructuras (al que el PP pidi aadir la poltica de agua).

El motivo de cerrar la puerta a estos acuerdos no es que Gnova no quiera acometer semejantes reformas, sino que cree que el Gobierno de coalicin va en direccin opuesta tras «aliarse» con partidos cercanos a los dos grandes enemigos de la democracia espaola, «los terroristas y los golpistas». Y todo por la «patolgica ambicin personal» del presidente, que va a conformar «el Gobierno ms radical de la historia», en el que todos son «ultras», empezando por Snchez, segn Pablo Casado.

Todo «depende» de Pedro Snchez

En Gnova insisten en que todo «depende» de Snchez. Para encontrarse con el PP debe romper amarras con ERC, el PNV y Unidas Podemos, pero los populares estn convencidos de que no lo va a hacer, porque ya se ha hipotecado para toda la poltica territorial y para los Presupuestos.

Aunque la oferta decae en su conjunto, entre los 11 pactos de Estado hay casos singulares. En primer lugar, el de las pensiones. El PP quiere reformar el sistema, pero presentando una propuesta propia, sin haberla consensuado antes con el PSOE. De hecho, ha presentado un escrito a la Mesa del Congreso para que se cree de inmediato la comisin de seguimiento y evaluacin del Pacto de Toledo. Pero en busca de un consenso posterior, y no previo como propona hasta ahora.

En segundo lugar est el pacto para la renovacin de la Justicia. Pablo Casado no se ha movido de su posicin contraria a renovar el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), pero su equipo hace un matiz: «Por ahora». Despus se ver si se desbloquea en parte dicha renovacin.

En Gnova son conscientes de que la investidura ha marcado los campos de juego, e insisten en que «en cualquier caso, quien tiene que mover ficha es Snchez». As que, «por ahora», el PP sigue en la posicin en la que estuvo durante todo 2019: que hay que volver al modelo anterior para que los 12 vocales del Consejo puedan ser elegidos por los miembros de la carrera judicial de forma secreta y directa.

En cuanto a la reforma electoral, los populares han coqueteado en las ltimas semanas con la idea de conferir una prima de escaos al partido ganador de las elecciones, a la manera de Grecia, donde se le dan 50. Es algo que permite la Constitucin. El PSOE, por otro lado, quiere que en las investiduras no se pueda votar no, sino que se presenten candidatos y gane el ms votado.

Por ltimo, y fuera de este paquete de acuerdos, el PP tampoco va a pactar con el PSOE la renovacin del Defensor del Pueblo, Francisco Fernndez Marugn, que est en funciones desde julio de 2017.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más