/El Madrid vence al Espanyol y Vinicius lo hace todo menos el gol

El Madrid vence al Espanyol y Vinicius lo hace todo menos el gol

Sbado,
7
diciembre
2019

15:02

Un gol de Varane en la primera parte y otro de Benzema en la segunda sentencian al conjunto blanquiazul en el Bernabu

La Liga Santander - Real Madrid v Espanyol

Vinicius, ante Marc Roca, este sbado.
JAVIER BARBANCHO REUTERS

Vinicius lo juega todo como si fuese la ltima vez. Es positivo si esa forma de interpretar cada regate es fruto de la pasin, el motor de todo, tambin del juego. Es negativo, en cambio, si se debe a la desesperacin. La voluntad de Zidane es que juegue como si se tratase de un da cualquiera, pero no hay das normales para quien ficha por el Madrid en la adolescencia. Tiene el desborde que provoca el vrtigo, la cualidad que permite eliminar piezas, oro puro en este ftbol cada vez ms fsico y tctico, ms igualado. Lo que no sabemos, hoy, es si tiene ese futuro que suea en el Madrid. [2-0: Directo y estadsticas]

Zidane esper a un da cualquiera, un partido de Liga en casa ante un rival enfermo como el Espanyol, y a una de las lesiones que siempre llegan, en este caso de Hazard, para alinear al brasileo en la izquierda. Desde el principio, parti determinado, desbord, provoc una intervencin de Diego Lpez y hasta se carg con una rigurosa amarilla al porfiar con el portero que pudo haberle costado la expulsin minutos despus en otra accin ms clara. El colegiado no lo entendi de ese modo. Con Mendy, expulsado, no dud. El gol, sin embargo, no llega, y sin gol, Vinicius no se comprende, mientras son otros, en este caso Varane y Benzema, permiten al Madrid avanzar. Sus compaeros, tampoco. Se aprecian gestos de desaprobacin cuando el brasileo no resuelve como desean. Si le ayudan y lo consigue, ser una bomba.

El brasileo hizo pareja con su compatriota, Rodrygo, en la banda opuesta. Son diferentes. Rodrygo se ha adaptado mejor al armazn que quiere Zidane, a las necesidades de un Madrid que crece en orden, anticipacin y ritmo de juego, pero no tiene el aleteo de Vinicius. Poseen la misma denominacin de origen, pero poco ms en comn. Zidane ha tomado la decisin de repartir minutos, ms all de las bajas, y en funcin de cmo avance en la Liga, la incrementar. Reproduce la hoja de ruta de su nico ttulo en la competicin, el ao del doblete: 2017. Por ahora, tres jams descansan: Sergio Ramos, Casemiro y Benzema. Son la columna ZZ.

El Espanyol era una buena presa para provocar vrtigos, porque atacarlo, hoy, es como apedrear una ambulancia. Ha quemado el club blanquiazul la bala del cambio de entrenador y el desafo de Pablo Machn es maysculo. Con su librillo de los tres centrales que le dio visibilidad en el Girona se present en el Bernabu, pero sin el vuelo de sus laterales. Vctor Gmez, en la derecha, deba enfrentar a Vinicius: 19 aos frente a 19 aos. No son lo mismo cuando se ataca que cuando se defiende. Sin Marcelo, tambin lesionado, empuj Mendy.

Metido en su cueva, el equipo blanquiazul espera el gol como el disparo el condenado. Un mal asunto, y ms en el Bernabu. Para su suerte, aqu no hay tanto gol como antes, y eso se nota hasta en los mejores partidos, sea frente a quien sea. Rodrygo, Benzema y Valverde, adems de Vinicius, exigieron lo mejor de Diego Lpez, un portero que sigue en su sitio, firme. El gol tard en llegar ms de lo que deca el juego, y a ello contribuy la mala defensa del Espanyol. Del buen hacer de Benzema acab por aprovecharse el hombre inesperado, Varane, como si fuera un delantero centro. El francs, ya en el desenlace, cerr el partido con la contribucin de Valverde y permiti unos minutos de calderilla a Brahim.

Un remate blando de Granero que detuvo Courtois fue lo poco que el Espanyol dej, pese a su tibio paso adelante en la segunda mitad. Muy poco. Hace 23 aos que no gana en el Bernabu, pero esta vez ha dado una de sus peores caras, pese a no ser goleado. Llegaba de encajar tres tantos en San Mams y el Metropolitano y se fue con uno menos del Bernabu. Eso, sin embargo, dice ms cosas del Madrid que de su visitante, y es que, pese a dominar con solvencia, falta martillo en el conjunto de Zidane. El tanto de Benzema fue el undcimo del francs en la Liga, una cifra notable, pero necesitara un acompaante con nmero similares. Zidane lo intenta compensar con la instruccin de que aumenten los disparos a media distancia para que todos contribuyan. En las grandes citas puede ser un problema, y es mejor decirlo con viento de cola, cuando los siguientes puertos son Valencia y Barcelona.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más