/El juez pone fianza a los dos últimos CDR presos: toda a supuesta célula terrorista queda en libertad

El juez pone fianza a los dos últimos CDR presos: toda a supuesta célula terrorista queda en libertad

Actualizado
Viernes,
10
enero
2020

12:06

El magistrado Manuel Garca Castelln impone garantas de 30.000 y 15.000 euros a los dos arrestados que ms contacto haban tenido con las sustancias explosivas

Una mujer protesta en septiembre ante la Audiencia Nacional contra las...

Una mujer protesta en septiembre ante la Audiencia Nacional contra las detenciones de los CDR.
NGEL NAVARRETE

La celula de los CDR detenida por terrorismo el pasado septiembre va a quedar ntegramente en libertad. El juez juez de la Audiencia Nacional Manuel Garca Castelln ha acordado permitir la libertad bajo fianza de los dos nicos arrestados que continuaban en prisin provisional. A Jordi Ros Sola le impone 30.000 euros y a Germinal Toms, 15.000. Adems, debern presentarse semanalmente en comisara y no podrn salir de Espaa.

La decisin del juez instructor del caso responde a la postura del tribunal que revisa sus decisiones sobre el caso de los CDR. En sucesivas resoluciones, la Seccin Segunda ha mostrado sus dudas sobre la entidad de la investigacin que dirige Garca Castelln y que considera que los siete detenidos en la operacin Judas conformaban una clula terrorista.

Ya tras las primeras dudas del tribunal, la Fiscala suaviz su criterio y acept que quedaran libres con fianza quienes no haban tenido contacto directo con las sustancias incendiarias o explosivas incautadas en la operacin. Ahora el juez, antes de que se lo ordene la Sala, acuerda dejar en libertad tambin a quienes las manejaban. Los primeros excarcelados -con fianzas ms bajas- fueron los cuatro a los que la Guardia Civil inclua en el llamado «ncleo ejecutor» de la clula, frente a los tres del «ncleo productor» de los explosivos. Luego la Sala dej libre tambin a un detenido de este ltimo grupo, cuestionando el fondo de la investigacin por terrorismo. La Fiscala ha mantenido la necesidad de la prisin incondicional para los tres miembros del ncleo productor.

Respuesta a la Sala

El grueso de los dos autos dictados este viernes por el juez estn dedicados a defender las tesis del instructor y los investigadores frente a las dudas de la Seccin Segunda. Adems, el magistrado resalta que los recursos de los ahora libres bajo fianza hacen una «minuciosa referencia» a esos autos del tribunal. En ellos, la Sala resaltaba que era dudosa la imputacin por terrorismo sin que exista un grupo terrorista conocido.

«Respecto a esta cuestin», responde el juez, «debemos sealar que la ausencia de una previa organizacin terrorista as declarada judicialmente no impide que los hechos llevados a cabo por los miembros de la organizacin puedan tener la consideracin de terrorismo». «En este sentido», prosigue, «la naturaleza terrorista de la organizacin de la que tratamos, a la que pertenece el Sr. Toms, resulta acorde con las ltimas tendencias legislativas y jurisprudenciales que han abordado el tema de la irrupcin y proliferacin de grupos terroristas inmersos como ocurre recientemente en el islamismo violento, donde priman las estructuras horizontales en detrimento de las verticales».

«Las caractersticas de la organizacin criminal a la que pertenecera el solicitante de la libertad son conformes con las nuevas modalidades de terrorismo que han aparecido en la escena criminal interestatal y mundial, a las que los legisladores han de hacer frente para evitar sus dainos efectos», insiste el juez.

Garca Castelln mantiene que todas las caractersticas de una organizacin terrorista recogidas en la reciente legislacin y jurisprudencia se den en el caso de el autodenominado Equipo de Respuesta Tctica (ERT). «Nos hallamos ante una clula fuertemente organizada y clandestina, integrada en el paraguas de los CDR, cuyos miembros abogan por un aumento manifiesto de la radicalidad en sus acciones, a los que los elementos probatorios hallados situaban en un avanzado estadio respecto a la confeccin de materiales explosivos y/o incendiarios, susceptibles de ser utilizados en acciones que comprometeran gravemente la integridad de personas y bienes», dice el juez, que resalta que la actividad detectada a los detenidos «excede con mucho al mero delito de orden pblico».

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más