/El Eurogrupo, incapaz de lograr acuerdo, se pospone tras una noche en vela

El Eurogrupo, incapaz de lograr acuerdo, se pospone tras una noche en vela

Tras 16 horas de reunin, una noche en vela y mucha tensin, el presidente del Eurogrupo, Mario Centeno, ha dado por finalizada la reunin de los ministros de Economa y Finanzas de la UE. Sin acuerdo, con mal sabor de boca pero con la esperanza de que el trabajo hecho en los ltimos das permita que maana jueves se pueda dar forma definitiva al primer gran paquete de medidas coordinadas contra los efectos del Coronavirus.

«Estamos cerca de un acuerdo, pero an no hemos llegado. He suspendido el Eurogrupo y seguiremos maana jueves. Mi objetivo sigue siendo el mismo: una red de seguridad fuerte en la UE contra el golpe del virus para proteger a los trabajadores, empresas y pases y un compromiso para un plan de recuperacin de envergadura», ha explicado el ministro portugus. «Tras 16 horas de negociacin, no hay acuerdo para la respuesta econmica. Seguiremos maana. Junto a mi colega Olaf Scholz, apelamos a todos los pases europeos a estar a la altura de los desafos excepcionales para lograr un acuerdo ambicioso», ha apuntado por su parte el francs Bruno Le Maire. «En estas horas difciles, tenemos que estar juntos. Junto a Bruno, pido a todos los miembros de la Eurozona que no rechacen resolver estas difciles cuestiones y que permitan un buen compromiso para todos los ciudadanos», ha dicho por su parte el alemn.

Ninguno los menciona, pero todos los recados son para Roma y La Haya. Es el choque entre ambos pases el que ha hecho imposible un texto de consenso, una gua con las partes bsicas de un plan que remitir por carta al presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, para que l convoque a los jefes de Estado y de Gobierno para que puedan aprobar cualquier decisin. Todos esperaban algo, una cesin por todas partes, pero ante la imposibilidad de salvar las distancias y con el cansancio acumulado y el hecho de que haba algunos con citas importantes con sus gobiernos, han optado por una suspensin temporal y seguir dentro de 24 horas.

La noche ha sido larga y difcil. El Eurogrupo empez a las 16.00 del martes y a las 19.00 hubo un receso inicia que dur casi cinco horas. Se intent limar asperezas con teleconferencias bilaterales o de pequeos grupos, articulando un nuevo texto, pero las diferencias eran demasiado grandes. El objetivo, como apunta Centeno, era un plan doble. Por un lado, definir una primera ‘red de seguridad’ a corto plazo que cubra a los Estados, las empresas y el empleo. Se hara y se har mediante lneas de crdito reforzadas de hasta 250.000 millones de euros para los Gobiernos, usando el Mede, el mecanismo de rescates de la Eurozona. Otros 200.000 millones en financiacin y liquidez para las empresas mediante el Banco Europeo de Inversiones. Y otros 100.000 millones, si fueran necesarios, para los trabajadores. Mediante el Sure, el fondo que la semana pasada propuso la Comisin Europea para que los Estados pueden obtener prstamos rpidos, ventajosos y sin casi ninguna condicin para soportar el empleo, cubriendo los Erte y estrategias similares.

La segunda pata, la ms difcil, es la reconstruccin. Un Plan Marshall, un Fondo de Solidaridad, un Fondo de Reconstruccin, un nuevo Marco Financiero Plurianual (el Presupuesto de la UE para el periodo 2021-2027). Muchas opciones, muchos nombres, para un objetivo comn, al menos en teora. Una reaccin coordinada de los 27 para evitar que los pases ms afectados, y que son tambin los que tienen mayor vulnerabilidad en sus cuentas pblicas, por el lado del dficit o por la deuda, que roza el 100% en el caso de Espaa y supera el 130% del PIB en el de Italia.

Las posiciones, sin embargo, no se han movido lo suficiente. Italia, por una lucha interna feroz, tiene serios problemas con el Mede. Se ha convertido en un instrumento txico, asociado a la prdida de soberana por las crticas de La Lega. Giuseppe Conte dijo el lunes por la noche que «no era el instrumento adecuado» y exige coronabonos, eurobonos, un fondo que use deuda mancomunada para compartir la carga durante los prximos lustros. Quizs no ahora mismo, pero pronto.

Pases Bajos acepta solidaridad, pero quiere que las lneas de crdito a los pases, a travs del Mede, tengan algn tipo de condicionalidad. No los rescates con un programa de ajuste macroeconmico y la Troika, como los de la dcada pasada. Pero algn tipo de supervisin y programa de reformas. Y, junto a Alemania, Austria o Finlandia, se niega en redondo a eurobonos. Acepta la idea de un Plan de Reconstruccin, pero no financiado con transferencias norte-sur.

Espaa acepta un punto medio

El objetivo es que haya cesin por ambos extremos y encontrarse en el Medio. Francia y Alemania estaban ah. Espaa, segn fuentes europeas, estaba razonablemente satisfecha con una propuesta de madrugada. O poda vivir con ella. Pero Roma y La Haya, no. Son los que ms se han destacado en los ltimos das, los que tienen ms presin de sus parlamentos. Conte prefiere tensar la cuerda todo lo que pueda ahora, cuando hay presin pblica sobre ministros y lderes. Sabe que si renuncia a la respuesta mancomunada ahora, y se resigna a tener slo el Mede para casos de emergencia, lo va a tener muy difcil con su electorado. Los holandeses lo mismo, pero al revs, y adems tienen dudas sobre el programa de reaseguro de desempleo, el Sure, porque no quieren que sea un embrin puro de un sistema de prestaciones total, sino que tenga una naturaleza a corto plazo nada ms para esta crisis.

«Es demasiado pronto para un acuerdo sobre todo el paquete. Esto es principalmente una crisis de salud. Es importante que Europa ponga a disposicin dinero extra para esto», ha explicado en su cuenta de Twitter el ministro de Pases Bajos, Wopke Hoekstra. «Pases Bajos estaba, est y estar en contra de los Eurobonos porque aumentan los riesgos en Europa en lugar de reducirlos. Adems de ser imprudente, tampoco es razonable; En ese caso, mi pas debera garantizar las deudas contradas por otros. La mayora de los pases de la Eurozona apoya esta lnea. En la medida en que el Mede se utilice para dar respaldo econmico, creemos que es prudente vincularlo con la adopcin de medidas econmicas. Seguiremos hablando entre nosotros porque debemos enfrentarnos a esta crisis juntos», ha concluido.

El papel de los jefes de Estado y de Gobierno

Hubo durante la noche propuestas de dejar temas abiertos y pasarle de nuevo la pelota a los lderes para que sean ellos los que den los retoques finales, pero la cuestin era demasiado delicada, segn varios ministros. Y preferan ser ellos, los que tienen ms controlado el trabajo tcnico, los responsables, y no dejar en manos de sus jefes temas que exigen un encaje de muchas piezas. Es uno de esos acuerdos en los que nada est cerrado hasta que todo est cerrado, y una de las partes puede parecer solucionada, pero reabrirse en el ltimo momento si se hacen concesiones en otra. Las fuentes consultadas apuntan a que es ms una cuestin de lenguaje, no tanto de contenido poltico.

Aunque pueda parecer que las diferencias son irreconciliables, hasta el punto de forzar un suspensin de 24 horas, en realidad las discrepancias son por la forma de presentar el documento a los jefes de Estado y de Gobierno, que si quisieran podran reabrir el meln, cualquiera de ellos. El fondo es totalmente de contenido, sobre cun lejos llegar, pero el consenso es que todo se articular sobre esas dos lineas: una red de seguridad ahora, inmediata, y un plan de reconstruccin despus. Cada palabra, cada expresin, cada compromiso es vital dentro del funcionamiento tcnico y procedimental de la UE. Desde fuera parece una tontera, con una gran recesin en el futuro inmediato, pero para los implicados es su propia red de seguridad. Puede haber peleas, broncas polticas y mediticas, pero saben que si se agarran a sus mecanismos hay esperanza.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más