/El constitucionalismo catalán exige a Pedro Sánchez que no reedite con ERC el Pacto del Majestic

El constitucionalismo catalán exige a Pedro Sánchez que no reedite con ERC el Pacto del Majestic

Actualizado
Martes,
26
noviembre
2019

20:48

Societat Civil presenta un declogo de condiciones para el dilogo para lograr una investidura que se enmarque en la legalidad


Imagen de la ltima manifestacin convocada por Societat Civil en Barcelona, el pasado 27 de octubre
SANTI COGOLLUDO

La mesa de negociacin de Pedro Snchez con ERC, que empezar este jueves para intentar garantizar la investidura del lder socialista, inquieta a las entidades y asociaciones del constitucionalismo cataln. No quieren que se repita, como sucedi en 1996 con el Pacto del Majestic entre los entonces presidentes Jos Mara Aznar y Jordi Pujol, que el Ejecutivo de Espaa pacte con las lites nacionalistas y, en su afn de asegurar una legislatura plcida, «traicione» a los millones de catalanes que se sienten espaoles.

Si a finales de octubre el constitucionalismo cataln volvi a salir a las calles de Barcelona en masa con una manifestacin bajo el lema «Por la concordia, por Catalua: Basta!», a la que se sumaron el PSOE (con reticencias), PP, Ciudadanos y Vox, ahora Societat Civil Catalana (SCC) pone negro sobre blanco un declogo de exigencias a Snchez que delimitan el marco de dilogo dentro de la legalidad. Un documento, al que ha tenido acceso EL MUNDO, que replica las exigencias para el dilogo de ERC a Snchez y que, asimismo, quiere servir para que el secretario general del PSOE no olvide (o ignore adrede) a la Catalua no independentista.

«El independentismo rompi todas las reglas en octubre de 2017, debe quedar claro ahora que romper los marcos de convivencia no le da ningn derecho a ningn trato preferente», afirma SCC. El documento elaborado por la entidad que preside Fernando Snchez Costa, que lleva por ttulo Declogo para recuperar la democracia, pide en primer trmino «hacer normal en las instituciones» lo que es una realidad cotidiana en las calles catalanas. Es decir, que la Administracin catalana no sea refractaria a una sociedad que se «expresa en cataln y castellano» sin problemas. Alejndose as de esa «constructo idealista de corte nacionalista» que pilot Jordi Pujol durante sus 23 aos al mando de la Generalitat. «Dar visibilidad a los catalanes constitucionalistas», seala la principal entidad de resistencia al separatismo cataln.

Ese escenario pasara, apunta SCC, por garantizar la neutralidad de las administraciones catalanas, tanto en sus polticas como en su esttica -han convertido muchos de sus edificios pblicos en santuarios de los condenados por sedicin-, as como de unos medios de comunicacin pblicos que se «han puesto al servicio de un proyecto ideolgico, rompiendo el principio democrtico fundamental de la neutralidad de las administraciones».

En este sentido, reclaman al presidente Snchez para que haga posible la «descolonizacin ideolgica de los espacios pblicos» y, an ms importante a su juicio, poner fin «al sistema de inmersin lingstica y del adoctrinamiento escolar». Que el castellano y el cataln compartan a partir de ahora la condicin de lenguas vehiculares en las escuela de Catalua, ya que para SCC el «sistema de monolingismo escolar es discriminatorio y no reconoce nuestra realidad cultural y social».

Otros puntos del declogo constitucionalista antes de establecer cualquier tipo de dilogo son: la «despolitizacin de los Mossos», el cese de la «polticas clientelares» de la Administracin catalana, iniciando para ello el Gobierno central una auditora para cuantificar los recursos pblicos que se han desviado durante dcadas a fortalecer el proyecto independentista; un rechazo claro y explcito de los partidos independentistas de la «va unilateral y la violencia» como herramienta legtima para sus fines.

Por ltimo, SCC plantea una reforma de la Ley Electoral que suprima «la injusta y discriminatoria limitacin de escaos sobre la provincia de Barcelona que impera en el Estatut». Un desequilibrio que favorece a los territorios rurales y donde el independentismo ha hallado tradicionalmente ms apoyos para consolidar sus mayoras en el Parlamento cataln.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más