/Compromís pide al Gobierno que elimine la presencia de sacerdotes en los hospitales

Compromís pide al Gobierno que elimine la presencia de sacerdotes en los hospitales

Actualizado
Viernes,
10
enero
2020

11:53

«Quien tenga vicios, que se los pague», asegura el senador Carles Mulet, que solicita al Gobierno que respete la laicidad del estadio y evite «que cualquier religin se inmiscuya en los centros sanitarios»


El senador de Comproms, Carles Mulet, durante una intervencin.
E.M.

Sacar a los sacerdotes de los hospitales es la peticin que el senador de Comproms, Carles Mulet, har al nuevo Gobierno. La coalicin nacionalista, que con el voto de su nico diputado en el Congreso ha apoyado la investidura de Pedro Snchez, exigir que se garantice la aconfesionalidad del Estado en los centros sanitarios, que actualmente considera que no se respeta «por los convenios exclusivos con la Iglesia Catlica«.

«Quien tenga vicios, que se los pague», asegura en Twitter el senador para justificar su peticin de que no hay ninguna religin sea «sufragada por fondos pblicos» para dar asistencia en los hospitales. «El objetivo no es extender este tipo de asistencia al resto de religiones, sino evitar que cualquier religin se inmiscuya en los centros sanitarios«, defiende la coalicin en un comunicado que Mulet puntualiza en Twiiter: «Que lo pague cada religin. Si soy protestante, adventista, judo, pastafari, mulsumn o budista no tendr ese servicio que s tienen los catlicos pagado con dinero de todos».

Para Mulet, el ejemplo es Ceuta y Melilla. En las ciudades autnomas es el Gobierno quien presta los servicios sanitarios a travs de Instituto Nacional de Gestin Sanitaria (Ingesa), que mantiene la presencia de sacerdotes en los hospitales, «justamente ciudades donde la religin con ms seguidores no sera la catlica, segn el CIS (Centro de Investigaciones Sociolgicas)».

Por ello, la coalicin quiere saber qu cantidad de fondos pblicos se han destinado para asistencia religiosa, en qu hospitales o centros sanitarios, y para que confesin religiosa desde 1986, fecha en la que el antiguo Insalud firm un convenio con la Iglesia que, para Comproms, «atentaba contra la aconfesionalidad del Estado consagrada en la Constitucin».

En este acuerdo «se garantiz por parte del Estado a la asistencia religiosa catlica de los catlicos ingresados en hospitales, pero no la asistencia al resto de confesiones o sectas religiosas». «La asistencia religiosa no forma parte de ninguna rama de la medicina moderna», recalca.

Se trata de un convenio que, a su juicio, «contradeca el artculo 14 de la Constitucin, en cuanto a la discriminacin a los espaoles segn su religin, o el 16 porque solamente se colabora con una religin de las existentes en el Estado».

La coalicin insiste en que «la asistencia religiosa no forma parte de lo estipulado en artculo 43, en cuando a los derechos reconocidos a la salud». «Es ms, ciertas posturas integristas religiosas en materias ticas o morales pueden ir contra los principios bsicos de la ciencia o la medicina», advierte.

Para Comproms, es necesario evitar las interferencias (pagadas con dinero pblico) religiosas, mitolgicas, mgicas o pseudocientficas en los centros hospitalarios pblicos, bajo la excusa de asesoramiento tico, moral o religioso.

Apocalipsis zombi

Carles Mulet ha destacado en el Senado por sus polmicas propuestas y sus performances en el hemiciclo. En su debut en la Cmara Alta en representacin de las Cortes Valencianas -es senador territorial- rompi una foto de Susana Daz por haberse referido a Comproms como «la izquierda intil», mostr fotocopias de los papeles de Brcenas, destin un minuto de intervencin a pronunciar de manera reiterada «Catalua» para evidenciar el hartazgo sobre el tema para el resto de territorios o pregunt al Gobierno de Rajoy si tena un protocolo ante un apocalipsis zombie a Espaa. Fue su forma de denunciar que las respuestas del Ejecutivo a las preguntas de diputados y senadores, especialmente las referidas a Memoria Histrica, «no aportan ningn tipo informacin» y son de «mala calidad o una burla habitual».

Mulet tambin ha lanzando mensajes a travs de camisetas, la ms llamativa la que visti con el personaje del seor Burns (de la serie Los Simpson) cuando interpel al ministro de Hacienda, Cristbal Montoro.

El senador castellonense ha sido uno de los parlamentarios ms activos. Desde su llegada al Senado en julio de 2015 ha formulado ms de 20.000 preguntas, lo que provoc que la Mesa del Senado optara por pedir a los portavoces de los grupos que justificaran sus preguntas de control.

Islam en los colegios

No es la primera vez que Comproms se manifiesta a favor de acabar con la presencia de la religin en los servicios pblicos, pero no ha podido lograrlo. Es ms, ha tenido que abrir la puerta a la entrada de confesiones, por ejemplo, en los centros escolares. En septiembre de 2018, la Conselleria de Educacin en la Comunidad Valenciana, dirigida por el nacionalista Vicent Marz, anunci que se impartiran en los colegios clases de religin islmica siempre que las familias lo solicitasen. Si fuera por nosotros, no se impartira ninguna religin en los centros educativos valencianos, justificaron entonces fuentes de la conselleria, pero la normativa estatal obliga y, de hecho, todos los centros imparten religin catlica. Esta Administracin est obligada a velar por ofrecer tambin la asignatura de otras religiones cuando sus representantes lo piden y tienen firmados convenios estatales, justific. El sueldo de los profesores encargados de esa docencia sera costeado por la Generalitat y seran elegidos por la Comisin Islmica, siguiendo las mismas pautas que los profesores de religin catlica.

Mientras Comproms defender en el Senado la necesidad de dejar cualquier confesin religiosa fuera de la hospitales, en la Comunidad Valenciana han optado por abrir las puertas de los centros escolares a la enseanza del Islam.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más