/Brasil, China e India obstaculizan el tramo final de la negociación en la Cumbre del Clima

Brasil, China e India obstaculizan el tramo final de la negociación en la Cumbre del Clima

Actualizado
Jueves,
12
diciembre
2019

20:57

Teresa Ribera admite que en las conversaciones hay «tensin» entre «quien ir ms deprisa y quien quiere escudarse en lo que hasta ahora ha sido insuficiente para no seguir avanzando». Esto, «explica por qu muchos de los grupos de negociacin estn en standby».


La ministra de Transicin Ecolgica, Teresa Ribera, rodada de periodistas en la COP25
EFE

Como suele ser habitual en las cumbres del clima de la ONU, la cita de Madrid llega a su penltima jornada con una carrera contrarreloj para lograr consensuar un texto satisfactorio para el viernes -cuando en teora acaba la COP25- y avanzar en los puntos que se haban fijado como objetivos principales.

Carolina Schmidt, presidenta de la COP25 y ministra de Medio Ambiente de Chile, pretende tener un documento listo a tiempo para que la cumbre termine el viernes por la tarde, aunque no se descarta que ante la falta de acuerdo pueda prorrogarse hasta el sbado, segn fuentes de las negociaciones.

Entre los objetivos principales de la COP25 destaca el desarrollo del ya famoso y controvertido artculo 6 del Acuerdo de Pars, que debe regular los mercados de carbono, es decir, el que permite que pases y empresas puedan comprar crditos de emisiones cuando no lleguen a cumplir sus objetivos de reduccin. Sin embargo, fuentes de la negociacin sealaron que pases como Brasil, China e India estn obstaculizando que se llegue a un acuerdo al intentar arrastrar los crditos generados en el protocolo de Kioto al Acuerdo de Pars a partir de 2020.

Por otro lado, se trabaja para que los pases se comprometan a mayores reducciones de emisiones de gases de efecto invernadero una vez que los cientficos han demostrado que lo que se acord en Pars en 2015 es claramente insuficiente para conseguir que el aumento de temperatura global a finales de siglo se quede por debajo de los dos grados respecto a la que haba inicio de la era industrial.

Son las ltimas horas de una cumbre del clima en la que, segn la ministra para la Transicin Ecolgica, Teresa Ribera, «se est demostrando que la accin, la ambicin tiene suceder en todas partes, fuera y dentro de estos muros», segn afirm a los periodistas este jueves tras el plenario en el que los llamados facilitadores -una figura para impulsar las negociaciones- han puesto al da al resto de partes y a la presidenta de la cumbre sobre la marcha de las conversaciones. Teresa Ribera es una de esas facilitadoras que adems tiene el encargo de la presidente de la cumbre de encauzar la decisin final.

La ministra ha admitido que en las conversaciones hay «tensin» entre «quien quiere ir ms deprisa y quien quiere escudarse en lo que hasta ahora ha sido insuficiente para no seguir avanzando». Esto, ha aadido, «explica por qu muchos de los grupos de negociacin estn todava en ese standby«.

Ribera evit sealar a los pases que estn obstruyendo las negociaciones aunque seal que en los plenarios pblicos hay expresiones muy claras de las posturas de cada uno y dijo que hay mandatarios que no estn concienciados «o que anuncian que salen del Acuerdo de Pars».

Tres das con pocos avances

A pesar de que el martes -cuando llegaron a Madrid los primeros ministros y representantes de alto nivel para relanzar el proceso negociador- pases como Butn, Alemania, Granada, Suecia, las Islas Marshall y Espaa manifestaron su frustracin por los lentos progresos, durante la jornada del mircoles no hubo grandes avances. Los lderes que intervinieron en las distintas sesiones volvieron a hacer un llamamiento para que la Cumbre de Madrid no acabe en fracaso.

Comenzando con Greta Thunberg, que en su discurso ante la ONU del mircoles dijo sin rodeos que no se haba conseguido nada, al secretario general de Naciones Unidas, Antnio Guterres, que afirm que en la lucha contra el cambio climtico hay «demasiados obstculos burocrticos y regulatorios» de pases, como los «subsidios perversos para los combustibles fsiles».

Por su parte, Teresa Ribera ha manifestado hoy su preocupacin por que algunos pases cuestionen los resultados cientficos: «La llamada de la ciencia es sumamente clara. Hay que multiplicar los esfuerzos de reduccin de emisiones. El tiempo til del que disponemos para evitar un cambio climtico catastrfico est acotado a los prximos 10 aos«, ha recordado.

«El programa de Naciones Unidas para el medio ambiente seala que lo ideal es reducir alrededor del 7% anual acumulado cada ao durante los prximos 10 aos. El plan de Espaa, que se encuentra entre los ms ambiciosos, pretende reducir un tercio nuestras emisiones en apenas diez aos y estara por debajo de esa referencia. Hay que acelerar el ritmo».

Pese a los obstculos, Teresa Ribera ha celebrado que durante la COP25 se hayan unido a los esfuerzos en la lucha contra el cambio climtico actores como «los grandes fondos de inversin o los grandes CEOs de las empresas energticas o del sector agroalimentario, que entienden que va a ser muy difcil poder desarrollar sus lneas de negocio si no transforman profundamente los modos de producir».

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más