/Boris Johnson promete ser "primer ministro para todos"

Boris Johnson promete ser "primer ministro para todos"

Mircoles,
1
enero
2020

17:22

En su mensaje de Ao Nuevo, el ‘premier’ britnico hace una llamada a la unidad y dice que tratar como «amigos e iguales» a los partidarios de la permanencia en la UE


Boris Johnso durante una visita a tropas britnicas en Estonia.
VALDA KALNINA EFE

Desde un villa privadsima en el paraso caribeo de Mustique, donde dio la bienvenida al 2020 en compaa de su novia Carrie Symonds, Boris Johnson prometi ser «el primer ministro para todos» los britnicos. En un tono menos populista y ms cercano, el lder conservador anunci su intencin de tratar como «amigos e iguales» a los partidarios de la permanencia en la UE, una vez culminado el Brexit el 31 de enero.

«S que muchos de vosotros no os consideris naturalmente «tories» y que me habis prestado vuestro voto», reconoci Johnson.»Soy tambin muy consciente de que hay millones de personas que me votaron y que estn frustrados por el resultado. S que vuestro amor a este pas no es menor por haber votado simplemente por otro partido o por haber apoyado la permanencia».

«Es la hora de pasar la pgina de la divisin, del rencor y de la incertidumbre que ha dominado la vida pblica y que nos ha retenido durante demasiado tiempo», proclam Johnson, en su renovada llamada a la unidad para convertir el 2020 en «un ao fantstico y en una dcada de prosperidad y oportunidad».

El sonido amortiguado del Big Ben, atrapado ente andamios, puso el contrapunto lejano al mensaje de ao nuevo del lder conservador, urgido por sus correligionarios para que deje atrs el estado permanente de campaa desde su llegada a Downing Street y se dedique finalmente a gobernar.

Pese a sus intentos de desmarcarse abiertamente de Donald Trump, Boris Johnson parte con todos los boletos para consagrarse en 2020 como el ms notorio representante europeo de la ola de populismo que sacude la poltica mundial. Los analistas advierten que sus movimientos de piezas durante los dos primeros meses, con la culminacin del Brexit y la presentacin del presupuesto, servirn para descifrar finalmente el «enigma» Boris y calibrar si estamos ante un lder con instintos autcratas.

Sus ocasionales llamadas a la reconciliacin han contrastado hasta la fecha con su retrica incendiaria en el Parlamento durante sus cuatro primeros meses y con su manera aplastante de pasar el rodillo una vez lograda la mayora absoluta, rechazando todas las enmiendas de la oposicin a su ley del Brexit e imponiendo su calendario exprs de negociacin de un nuevo acuerdo comercial con la UE en 11 meses.

«El futuro tratado est ya en el horno», anticip en su mensaje de ao nuevo Johnson, que se dispone a crear la as llamada Taskforce Europe («Fuerza de Choque de Europa»), dirigida por su negociador-jefe David Frost y posiblemente encabezada a efectos polticos por Michael Gove, su ex socio en la campaa Vote Leave, el mismo que le clav una pualada por la espalda tras la victoria del Brexit en el referndum.

A su regreso de Mustique (25.000 euros por una semana de alquiler), Johnson se volcar en acelerar los trmites de la ley del Brexit, que fue ya aprobada en segunda lectura por 358 a 234 votos el 20 de diciembre. Tras su paso por la Cmara de los Lores, el texto volver a la Cmara de los Comunes para la votacin final, el autntico inicio de la cuenta atrs para la salida de la UE.

Antes incluso de la meta del 31 de enero, Johnson culminar la remodelacin de su Gobierno, con pequeos cambios como la desaparicin simblica del Ministerio del Brexit. No habr en principio grandes movimientos de piezas: se espera que Johnson siga apoyndose en sus hombres de confianza, del secretario de Exteriores Dominic Raab al secretario del Tesoro Sajid Javid, que en febrero se desmarcar con su primer presupuesto.

Ese momento ser tambin clave para vislumbrar la poltica econmica de Johnson en los prximos cinco aos. Quienes sospechan que el Brexit no es ms que una excusa para el viraje del Reino Unido hacia el «modelo americano» (bajada de impuestos, privatizacin de la sanidad pblica) o hacia el «modelo Singapur» (paraso fiscal) tendrn finalmente los indicios a la vista.

La prioridad: invertir en Sanidad

De momento, Johnson ha desviado la atencin hacia la que considera la mxima prioridad de su mandato: la inversin del equivalente a 40.000 millones de euros extras en el Servicio Nacional de Salud (NHS), que languidece como un moribundo tras los recortes de la dcada de la austeridad. La promesa de 50.000 nuevas enfermeras y entre seis y cuarenta nuevos hospitales (Johnson siempre ha sido aleatorio en esto de los nmeros) ser algo que no olviden fcilmente los britnicos, preocupados ante la posibilidad de que la sanidad pblica caiga en manos de las corporaciones norteamericanas en un hipottico tratado comercial con Trump.

El «premier» britnico librar tambin durante el 2020 su pulso personal con la presidenta de la Comisin Europea, Ursula Von der Leyen. Das de despus de su victoria, Johnson lanz ya su nuevo rdago a Bruselas: el perodo de transicin (en el que el Reino Unido seguir vinculado a la UE, aunque sin voz ni voto) durar no ms de once meses. La UE ha advertido al «premier» que en ese tiempo solo puede acordarse un «tratado comercial esqueltico», mientras los brexiteros duros se frotan de nuevo las manos ante la posibilidad de una ruptura total con Bruselas cuando llegue el momento de la verdad: 31 de diciembre del 2020.

De aqu a entonces, Johnson funcionar sin apenas «resistencia», pese a la advertencia lanzada por el todava lder laborista Jeremy Corbyn, que despejar el 7 de enero la carrera por su sucesin. Dos candidatos (Clive Lewis y Emily Thornberry) han dado ya el paso adelante, y otros tres han dado indicaciones (Keir Starmer,Lisa Nandy, Rebecca Long-Bailey). La crisis interna y la lucha entre facciones hace sospechar sin embargo que Boris Johnson gobernar sin una oposicin funcional en el arranque de la dcada.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más