/¡Bah!

¡Bah!

Hay que ver lo desquiciada que anda la derecha, que uno ya no puede ni ir tranquilamente de madrugada al aeropuerto a buscar a un colega y acabar fortuitamente metido en el avin de la vicepresidenta de Venezuela. Tal vez lo que ms les duela es la caballerosidad que ha demostrado el ministro de este Gobierno feminista, por adaptarse a las necesidades de una mujer sancionada por la Unin Europea por vulneracin de los derechos humanos.
El ministro balos no dud un segundo en dar todos los deta

Para seguir leyendo, hazte Premium

Ya eres Premium? Inicia sesin

Mensual

Oferta de lanzamiento

despus 7,99 €


Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más