/Asunción Balaguer: de las infidelidades de Paco Rabal a las dificultades de los últimos años

Asunción Balaguer: de las infidelidades de Paco Rabal a las dificultades de los últimos años

Asunci
Asuncin Balaguer y Paco Rabal en 1974. EFE

Por fin ya est a su lado. Dieciocho aos despus de la muerte de Paco Rabal, Asuncin Balaguer vuelve a estar junto al gran amor de su vida. La actriz, fallecida hoy a los 94 aos en el hospital de Fuentefra (Cercedilla) tras sufrir un fallo multiorgnico a causa de un ictus, fue una mrtir enamorada. Paco perteneca a la realeza del cine espaol y, como a la gran mayora de los Borbones, las faldas eran su perdicin. Y como digno miembro de ese selecto club, una de las fminas que cay rendida a los pies de Rabal fue la indmita Cayetana de Alba.

A Paco le fascinaba tanto la juerga flamenca que en una de ellas conoci a la duquesa. Enseguida surgi entre ellos una ‘amistad especial’ y en petit comit, el protagonista de Los santos inocentes confesaba que era una mujer pasional que viva todo con mucha intensidad. Se admiraron mutuamente. Y la de tertulias que mantuvieron sobre cine! A la duquesa le encantaba el sptimo arte.

Asuncin sufri mucho, pero Paco la quiso con locura. «S, se ha ido con muchas mujeres, pero siempre volva a dormir a casa», me confesaba hace algunos aos. Es ms, «le quera tanto, que le esperaba hasta altas horas de la madrugada sin pedirle ninguna explicacin». Una vez tuvo tal bronca por culpa de una infidelidad, que Asuncin le dio todas las llaves de las casas y se fue en un taxi. Destrozada, le cont sus penas al taxista, y l le aconsej que regresara. Y as lo hizo.

Curiosamente, en la intimidad del que fue su hogar en las ltimas dcadas en Alpedrete (Madrid), Paco y Asuncin dorman en habitaciones separadas. Como Isabel II y el duque de Edimburgo, pero en versin ca. Me cuentan que Paco era muy manitico y que le encantaba dormir solo. Cuando muri, Asuncin conserv durante aos la habitacin tal y como la haba dejado su marido.

Una de las cosas que la intrprete manresana jams digiri fue que su marido tuviera un hijo con una de sus amantes. Vamos, hermanastro de Teresa (67) y Benito Rabal (65), hijos del matrimonio Rabal-Balaguer. Se enter una vez que Paco falleci. Y, de haberlo sabido en vida, la actriz s que se habra divorciado. «Esa fue la nica cosa que habra motivado la separacin», comenta un allegado a la familia.

Pero Asuncin no slo sufri por amor. Tambin por los otros vicios de Paco. Era un fumador empedernido y, a pesar de tener mal los pulmones, segua hacindolo. Recuerdo que durante el rodaje de Dagon (2000) en Galicia, sola decirme: «Toma, hijo, coge el cigarrillo que viene Asuncin». Y ah me quedaba sujetndolo mientras se quemaba la moqueta del hotel, muerto de la risa. Tambin beba. Su momento favorito? Cuando se peda un gisqui JB acompaado por una buena racin de jamn de jabugo de bellota.

Tras el fallecimiento de Paco, su viuda encontr refugio en la actuacin. Especialmente en el teatro. El aplauso del pblico siempre fue su blsamo. En El Recuerdo, su fabulosa casa en Alpedrete (Madrid), viva rodeada de sus vivencias junto al gran amor de su vida y de amigos tan ilustres como Picasso, Alberti o Mingote, que les obsequiaron con obras de arte.

Los ltimos aos de la vida de Asuncin no fueron fciles. Se rompi la cadera, dej de leer -una de sus grandes pasiones-, muri su yerno Luis Eduardo Rodrigo a causa de un cncer, su esposa Teresa Rabal super uno de mama y cay presa de las deudas y su nieto Liberto pas grandes penurias econmicas. Descanse en paz.