/Así impidieron que la juez Alaya investigara la corrupción de UGT-A

Así impidieron que la juez Alaya investigara la corrupción de UGT-A

Mircoles,
27
noviembre
2019

02:01

Otra magistrada le neg la documentacin incautada al ex trabajador del sindicato que destap el fraude. El juicio contra Roberto Macas se celebra el prximo jueves


Roberto Macas, ex trabajador de UGT-A, a las puertas de los juzgados de Sevilla.
GOGO LOBATO

La juez Mercedes Alaya sufri todo tipo de trabas durante la investigacin de los ERE, como ella misma ha contado, pero el boicot no se limita a esta causa, el mayor caso de corrupcin conocido nunca en el pas, que ha provocado la condena de dos ex presidentes del PSOE y de la Junta de Andaluca, Manuel Chaves y Jos Antonio Grin; y otros 17 ex altos cargos de los gobiernos socialistas.

Tambin hubo trabas al intento de Alaya de investigar la presunta corrupcin de UGT-A y la trama diseada por la federacin andaluza ugetista para financiarse de forma irregular a travs del supuesto desvo millonario de subvenciones de la Junta, un caso del que viene informando este diario desde 2013.

EL MUNDO ha tenido acceso a dos autos de Alaya -del 15 de enero de 2014 y el 4 de marzo de 2014- en los que esta magistrada peda a la juez de Sevilla Cristina Loma Martnez que le trasladara de forma urgente el material informtico incautado en el domicilio de Roberto Macas, el ex trabajador de UGT-A acusado por el sindicato de destapar el fraude millonario.

Alaya buscaba pruebas para la causa que investigaba en esos momentos sobre el fraude de los cursos de formacin. Los anteriores gobiernos andaluces del PSOE subvencionaron con cantidades millonarias cada ao estos cursos. En esta causa judicial, UGT-A tena un papel fundamental, junto a CCOO y la Confederacin de Empresarios de Andaluca (CEA), como principales beneficiarios de las ayudas pblicas para la formacin.

Sin embargo, la juez Loma Martnez nunca le entreg a Alaya el material que le reclam de forma insistente, incluso bajo amenaza de elevar una queja a la Sala de Gobierno del Tribunal Superior de Justicia de Andaluca (TSJA) para que resolviera el conflicto planteado. Es ms, lo que poda haber sido una prueba que corroborara la presunta corrupcin de UGT-A y el desvo sistemtico de ayudas finalmente ha servido para sentar en el banquillo a Roberto Macas por revelacin de secretos. El juicio se celebrar el prximo jueves en Sevilla.

Cuando Alaya pidi el material informtico incautado en el domicilio de Macas, la juez Loma, titular del Juzgado de Instruccin 11 de Sevilla, estaba investigando la querella interpuesta por UGT-A contra su ex trabajador. El sindicato acusa a Macas de un delito de revelacin de secretos por hacer una copia masiva de 32 carpetas que contenan unos 22.500 ficheros con la contabilidad ugetista que al menos en parte fueron publicados en prensa desde el 21 de abril de 2013. Pide cuatro aos de crcel para l.

En su auto, Alaya advierte a la juez Loma que est investigando delitos de malversacin de caudales pblicos, inicialmente destinados a formacin, una causa en la que podran estar implicados, entre otros, cargos sindicales, funcionarios pblicos y empresarios.

Se trata de delitos de especial gravedad y trascendencia social, seala en su auto Alaya, quien remarca que la malversacin y el uso indebido de subvenciones estn ms castigados en el Cdigo Penal que el delito de revelacin de secretos, que slo se puede perseguir si interpone querella el supuesto ofendido, en este caso UGT-A.

Sin embargo, la juez Loma acus a Alaya de hacer una peticin a ciegas e interpret su requerimiento como una extralimitacin de su actividad jurisdiccional. Adems, para no entregarle copia de nada, aleg que el material estaba pendiente de anlisis. Un ao despus, Alaya ascendi a la Audiencia de Sevilla y su sucesora Mara Nez Bolaos le dio carpetazo a la causa sobre el fraude de la formacin. No obstante, la Audiencia orden el pasado julio que se reabriera este caso.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más